miércoles, mayo 10, 2006

Reencuentro

¡Por Dios! ¡Por Dios! He llegado a casa con las terribles ganas de escribir lo que me ha ocurrido esta tarde, algo que no me esperaba.

En mi trabajo, el hijo de mi jefe me invitó a un evento donde tomaría protesta, como nuevo dirigente de alguno de los tantos frentes del partido tricolor; aclaro, soy una persona apolítica, por tanto no soy militante de ningún grupo político, pero asistí al evento para conservar mi chamba, y de paso para percatarme del ambiente que hay en mi ciudad, ahí encontré a la crem de la cremé, de los políticos jóvenes en mi Estado.

El evento tuvo un retraso de casi hora y media, posteriormente soporté los mismos discursos trillados que trataban sobre el próximo triunfo del candidato “el madreador”, así como los clásicos achichincles que alardeaban de las obras del señor gobernador, demagogia, demagogia y más demagogia.

Tuve que tolerar una serie de discursos, para percatarme del grado de cinismo político de jóvenes que alguna vez conocí, con diferentes ideas y diferentes cuerpos, sus utopías se habían convertido en las mismas formulas del discurso político kitsch; de los cuerpos adolescentes, delgados y joviales, quedaban panzas grasientas, combinadas con gases alcohólicos y de aroma a tabaco añejo.
Me alarmó, la repentina transformación, de ser jóvenes inmaduros, a futuros aspirantes traficantes de corrupción.

Cuando terminó el evento, no pudieron faltar las hipócritas felicitaciones y saludos que tuve que dar por obligación. Fuera de está atmósfera, llegó el momento de huir, caminé a la salida, buscando al hermano de mi máximo trauma amoroso, que para acabarla, ahí estaba. Mientras buscaba al ex cuñis, para saludarlo y preguntarle sobre la próxima elegía, vi muchos rostros, hasta que sucedió lo inesperado, mis pequeños ojos, se abrieron lo máximo posible del impacto, era la persona que jamás pensé encontrar ahí ¿te imaginas quien? No, no lo creo, porque cuando hablé de ésta persona, muchos creyeron que era un alucín mío, descrito de forma en que narraba un cuento callejero.

Era quien había olvidado mi nombre y me había bautizado con otro, el mismo de los labios antojables, que había besado en el cuello, después de haberlo conocido diez minutos antes, si, efectivamente, era Polo.
Mis nervios, mi estupidez, no me permitieron más que pasar al lado, con la mirada firme, fingiendo una inmutabilidad, que él también trataba de controlar, intentado seguir una charla que difícilmente lo hacía hablar, mientras yo caminaba a un paso de distancia.

¡Carajo! segundos después me arrepentí de no haber jugado con mi voz y susurrarle al oído “hola Polo” con la voz más cachonda que me hubiera podido hacer, para intimidarlo nuevamente, pero ¡mierda! No pude, soy una cobarde, de efectos retardados.
Caminé en dirección a mi ex cuñis, lo saludé, vi la espalda de Polo salir del lugar, me despedí, subí a la camioneta que nos transportaba, en la salida lo busqué, ya no estaba, cuando me resigné a su desaparición, fijé la vista enfrente, lo descubrí dentro de un auto que miraba con dirección a mi.
Los autos avanzaron y la ilusión se perdió en las cortas miradas, y los diferentes caminos que tomamos. (¡ay, qué lindo sonó! Como de telenovela, jajajaja!)
Me sentí como de secundaria, con la misma emoción del cortejo infantil, con la sensación de malestar en el estomago a causa de los nervios, con el gusto de haber visto al chico que te atrae.
Espero volver a encontrarlo, está vez no escaparemos.

G e i s h a



3 comentarios:

Indigente Iletrado dijo...

Recordé las palabras de Groucho Marx (un geniecillo con mostacho): la política es el arte de buscar problemas donde no los hay, proponer soluciones falsas, luego terminar haciendo algo totalmente diferente.

¡Ahora entiendo! de haberme dicho que vives en Oaxaca jamás habría dudado de la sustancialidad del buen Polo. En aquella ciudad he tenido apariciones, visiones, sustos chocarreros, amante de ultratumba, colores flotando por las calles. Allá todo es posible.

Geisha dijo...

yo soy de esas amantes de ultratumba, yo soy la que visita los panteones y hacen flotar a las flores en lágrimas.

Anónimo dijo...

Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. Mainway mazda software