viernes, abril 06, 2018

Over and over again

The winter is starting over and over again.
Nina Simone es una chingona. We are working in this new country, it's harder and harder since the stupidity got the power. My writing process translated in another language. Había una expectativa de que en algún momento escribiera algo publicable, no ha pasado mucho en ese plano.

miércoles, mayo 17, 2017

Y volví querido blog, prometo no eliminarte.

viernes, agosto 22, 2014

Vestido de manta

Anoche me puse el vestido blanco, pensé en lo que haría  con él. Mi sostén rojo sobresalía fuera del escote del vestido, pensé en volver a usarlo como cualquier prenda casual. La sencillez del vestido aún me gusta. Desperté recordandote. Amanecí pequeña entre tus piernas, abrazada entre unos brazos grandes.
Hablabas, me hablabas en mi mismo idioma. Soñé, te soñé.
En ese breve momento recordé: alguna vez nos amamos. Brutal, insoportablemente.
Cuando supe que nos perteneciamos dejé de escribir. El tiempo oxida las ganas, corroe la espera, desgasta el deseo.
Nos vemos en un par de días, volveremos para vernos el rostro, para reconocer cuanto nos amamos y cuánto comenzamos a odiarnos ahora. 
Mi deseo de niña se hizo realidad, me casaría de manta con un vestido tan sencillo como la casualidad y si era posible, descalza. Las zapatillas me las prestó alguien que me dijo no lo hiciera. Lo hice. Ahora no sé qué hacer con el vestido blanco, con el anillo, con nuestro deseo insatisfecho, con los sueños, con la ilusión, con todas las letras que voluntariamente deje de escribir por ti.

Regalo un vestido blanco y  te ofrezco a otra mujer que no sea yo.

martes, octubre 30, 2012

Veo cómo las vidas se renuevan, y me desmorono en un huracán.
Cierro los ojos. La música se detiene, y soy agua, soy cenizas de un fuego violento, soy viento esparcido en el polvo. Perduro.

miércoles, septiembre 19, 2012

Volver

Al regresar, Georgina no resistió y llamó  a Luis. Habían pasado unos cuantos años, pero no fue difícil contactarlo. El se negó a verla, diciendo que estaba ocupado. Su curiosidad lo hizo acceder. Gina ante los ojos de Luis era gorda, se veía más descuidada de lo que la recordaba, de hecho no recordaba más que sus nalgas eficientes, su boca golosa y sus dedos que le violaban de vez en cuando el culo... pero vaya que lo disfrutaba, eso era lo que recordaba de ella.

Gina recorrió con un exito inesperado las calles de Zaragoza, era fea, mal pagada, pero ante todo conocida por los viejos frecuentes por su buena disposición.

-Regresaste, ¿para qué?, mejor te hubieras quedado en la ciudad.
-Huicho, no regreso por ti. Quise verte de momento y por eso te llamé.
-Los chismes corren, y dicen por ai que eres puta.
-¿Puta? ¡tu puta madre!

Luis no era hombre de golpes, ni de pelear, dejó que Gina se fuera de nuevo. Los rumores tampoco volvieron con ella porque tampoco apareció más en Zaragoza. 



domingo, septiembre 09, 2012

a través de Pink Floyd

¿A dónde se fueron esas mil bocas instantáneas, esas dichas en el gemido breve y los susurros contenidos?

Cierras los ojos, sientes mil bocas, un par de dedos que caminan multiplicados por tres en las corbas. Bajan los labios a desiertos plenos, ondas de electricidad llegan al cerebro. Abajo las bragas. Abajo los celos. Tormentas que limpian los excesos de destrucción.

Curas el cerebro de un hombre desconocido, él te agradece y admiras el recuerdo con un adejtivo que llamas fealdad, pero no es fealdad, simplemente  se encierra en esa palabra porque tu vocabulario no tiene otra para nombrarlo.

Regresas y bailas a un lugar que contemplas como conocido, tu cuerpo se contonea con otro. Un lenguaje que dominas permea entre frases cortadas.

Vuelves.

lunes, julio 09, 2012

Como si las cosas debieran ser parecidas a la perfección que anhelaste.

Como si las cosas duraran para siempre. Porque no hay de otra.

Como si volvieras a escribir de nada y para nada.