viernes, abril 14, 2006

Cuando lo conocí...



Cuando lo conocí más, pensé “eres el hombre perfecto”, no me importa que no seas guapo, que peses lo doble que yo, que tengas esa barba y esos lentes que te hacen ver más grande y maduro, de lo que realmente eres.
Cuando platiqué con él, mis ojos le dijeron “satisfaces esa necesidad emocional e intelectual que he buscado en un hombre”, por ti he leído más, contigo he llorado más, ambos hemos sufrido lo mismo, contigo he crecido, de manera desproporcionada pero hemos crecido.
Cuando supe que era realmente mi amigo, imaginé que también podría quererlo como a la pareja que tanto había anhelado, con el que podría disfrutar cosas afines, ir al cine, criticar una mala película o un mal libro, discutir asuntos filosóficos y contarnos nuestras vidas cotidianas. Hacer alarde de nuestro ego, de nuestra supuesta superioridad.
Cuando conocí a su familia, sabía que podría consentirme sin límites, que los recursos económicos no eran un problema para él y eso, aunque suene a interés materialista, me dio confort.
Cuando confrontamos nuestras ideas, aunque soportara mis muchas derrotas, me hice más fuerte y me agradó.
Cuando comenzaron las caricias, supe que ningún amante me había tratado como debía ser. Su delicadeza se transformó en maestría en mi cuerpo.
Cuando descubrí que no lo sentía dentro, el mundo se derrumbó. Los aciertos se habían roto como cristales en el suelo.
Cuando hay cuatro paredes, una puerta cerrada y una cama, anhelo que termine, que se acabe, que el tiempo pase rápido, quiero escapar, contengo insultos, y las verdaderas respuestas a preguntas que están fuera de lugar.
Cuando regresé a casa, pensé que todo era demasiado bueno para ser verdad. Me sentí un ser oscuro, repugnante, incapaz de decirle la verdad.

Geisha
Por debajo de mi ropa interior... esta mi verdadero cuerpo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Nose puedo definir el escrito, me parece como reproche tal vez?, ardor? , nose,como que se perdio en algun lado " la verdad " , que tenias que decirle...
Pero me late.

Anónimo dijo...

Por cierto soy " El mago " y pronto sabras de mi , en mi blog claro.

Geisha dijo...

Creo que ardor no fue, pero se refiere a una cuestión más sexual y fisica, que sentimental. servido.

Indigente Iletrado dijo...

Frustrante, desesperante. Cuando algo no tiene la voluntad de encajar con el resto de uaa estructura aparentemente perfecta.

Frustración. Pero no culpa.

Anónimo dijo...

como puedes soportar esto?, siendo mi amiga no tolero que te juzguen, con que calidad moral lo hacen? ni siquiera te conocen...admiro el valor que tienes para leer tan diversos puntos de vista sobre tu vida. piensa bien si en realidad esto es una terapia o solo te confunde mas.
Hay tipos que no hacen ni el esfuerzo minimo por tratar de entenderte...y no te engañes "Paris", lo tuyo es TOTALMENTE sentimental, siempre lo ha sido.
te quiero, un beso y un abrazo fuerte.

Anónimo dijo...

Son interesante tus historias engarzadas...peeeerooo!!!... no debes tomar muy en serio los comentarios a tu escrito. Me sorprende tu forma de redactar, a mi parecer es muy ilustrativa...una cosa mas, cuidate y hojalá sigas publicando mas historias.
saludos desde colombia.
atte. BORI QUO

Jethro dijo...

Ese es el problema cuando idealizas tanto a una persona...

muy buena experiencia...

Muy ilustrativa...

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it » » »