lunes, septiembre 10, 2007

Viaje a chilangolandia

Era la una de la tarde cuando decidí correr rumbo a mi casa, y tomar una mochila con las cosas más indispensables para dos días. Si los cálculos no me fallaban, a las dos estaría saliendo, para correr a la terminal y alcanzar el autobús de las dos treinta.
Me quité las zapatillas a cambio de los zapatos más jodidos y cómodos que tengo. Y dije que era muy mala costumbre la mía, el decidir viajar de improviso cuando se me antojara, la última vez todo había resultado nefasto, un recorrido de cerca de 15 horas, para que me dejasen plantada en medio de un mercado de zapatos, y terminar cantado en escala de Re ‘Maldito León Guanajuato’ (recordarlo me provoca cierta gracia, ja, ja, ja, más pendeja no pude ser).
Esta vez ponía mi suerte en manos de azar como muchas tantas, con el mismo objetivo, que el año pasado, buscando ese algo, ese alguien que irremediablemente me terminara diciendo en silencio ‘No’. Fuera de esa batalla conmigo misma, dada por pérdida de antemano hice algunas cosas interesantes como:

1. Ver a la Jacksu después de un año y cagarnos de la risa por nuestras múltiples anécdotas de hombres que nos traen de un ala y terminan tratándonos con la punta del pie.
2. Dar un roll por el tianguis del chopo, al que siendo sinceros no le encontré mucho chiste más que el chingomadral de uniformados con armas.
3. Atascarme de Paella, claricot, filete de pescado, helado, y mendingar un cigarro a un viejito amable que estaba en la mesa de al lado, en el centro castellano (Jo, jo, cumplí la amenaza y no me quedé con las ganas).
4. Recordar que a cierto panzón amo sobre todas las cosas, pero como pareja soy algo nefasta con él.
5. Ver unos cortometrajes excelentes y apañarme la peli de ‘Casablanca’, tenía la intención de robarme algunos libros, pero dije que mi atasque iba a ser muy evidente.
6. Comer cuanta chatarra estuviera a mi alcance, unos tacos de canasta en la mañana, fresas con crema, uvas con vino, duraznos, y en la noche atascarme con ‘cuatro chupas’, (tacos de carne mixta) ¡eso es gloria! Aunque en el puesto no lavasen los platos, ¡ja, pero que ricos estaban!
7. Ir a la cineteca a ver un documental: ‘Los ladrones viejos’.
8. Entre otras cosas ir al mercado de Tlalpan por fruta, pasar por la feria del libro permanente en el metro, meterme en un bar a escuchar covers de un banda de muchitos guapos pintados al estilo de Marilin Manson, comprar algunas pelis en pericoapa y por supuesto una pipa, además de aprender una nueva técnica para el vino y su combustión.

Estaremos pendientes para mi próximo viaje a chilangolandia, esperando que mis cuatas blogueras se apliquen, ya que no pude verlas. Y bueno, esperando que algún otro lector, se moche con las cervezas.

6 comentarios:

Clandestina dijo...

La verdad Ud. no deja de sorprenderme...
Su forma tan especial de ser, su forma de decir y describir las cosas...mmmm...
Yo, por ahora, tengo unas cuantas cosillas que decirle:
1.- Acuerdese de un viaje que tenemos pendiente, he?
2.- Acuerdese que estoy esperando algo que me va a mandar...
3.- NO se vuelva a acordar de lo que pasó o no pasó hace un año.
4.- Acuerdese que Ud. no tiene que mendigarle nada a nadie y menos cariño ( como esta eso de esperar un NO?) siempre habrá alguien que la valore en todo lo que UD. es.
5.-A poco lo sigues amando??...
6.- Porque no buscaste al Horus en el D.F.??
7.- La quiero mucho, mi Geisha!

Beto dijo...

Pues como te dije ayer que lastima que no estuve en el DF el fin de semana, si no con todo gusto yo te invitaba las chelas jejeje....por cierto y no traes alguno foto del viaje??? Te mando un beso y un gusto como siempre leerte.

Humano dijo...

Tan poquito?? chale. El DF ofrece mucho mas!!! Aunque creo que si hiciste bastante con el limitado tiempo.

La proxima que vayas, no dejes de ir al museo de antropologia, polanco, santa fe, tepito, lagunilla, los museos del centro, la catedral, etc.

Ya muero por regresar.

Priscila dijo...

Ya sabes. :P

Ja, ja.

Espero.

Geisha dijo...

Lo sé, hice demasiado poco, las distancias y el transporte no ayudan. Además que lo importante era estar con mis amig@s.
Y bueno, Betito precioso tomaré en consideración tu ofrecimiento mira que iba limitada de recursos.
Querida Clandestina, no me olvido de las cosas que no le he enviado, y lo de mi panzón amado, es el mismo de hace tres años ¿qué tiene de novedoso?

Clandestina dijo...

no, mi Geisha...nada de novedoso, solo que de repente me confundo siguiendole la pista a sus escritos. eso es todo, no se me enoje..Besos!!

lo que tenemos pendiente, mejor me lo da personalmente,si?