jueves, septiembre 27, 2007

Coraje

Una de las cosas que más odio en este mundo, o mejor dicho, en mi adorado país, es encontrar libros pequeñitos, cuyo costo sea irrisoriamente insultante a los bolsillos del proletario.
Ayer eché una ojeada y bueno, también una hojeada, a un folletito de casi 50 paginitas, de un librito de Borges (La memoria de Shakespeare), que me encantó, pero cuando vi su precio comencé a enojarme... digo, ¡Borges ya se murió hijos de puta! ya no vive para disfrutar su riqueza editorial, que por muy vivo que estuviera, o por muy cabrón literato que sea, tampoco estaría de acuerdo en que sus papelujos sean tan caros.
Así que me dije '¡pues me vale madres, me lo leo aunque sea aqui parada en la librería!' cosa que obviamente no pude hacer, dada mi curiosidad por otros que llamaron mi atención.
Seguí pajareando en la librería y me encontré con una sorpresa mayor, el último tomo de Tim Burton (¿quién es ese? el director de 'el hombre manos de tijera', 'el extraño mundo de Jack', 'El cadaver de la novia', por mencionar las que más me gustan, entre otras pelis), cuyo contenido era de caricaturas con poemitas, chistes y el típico humor negro que lo caracteriza. Las dos primeras páginas bastaron para que me enamorara de panfletucho (La melancólica muerte del chico Ostra), hasta que fui a preguntar cuanto costaba, ¡la gota que derramó el vaso! era casi lo equivalente a los desayunos, y a una semana de autobúses en los que me transporto diariamente del trabajo a la casa.
Me enojé aún más. Fue ahí donde pensé dos causas acerca de mi colera:
1. Que ahora estoy ganando menos de la mitad de sueldo que tenía el semestre pasado, y que ni siquiera tengo para darme uno que otro lujo, más que para lo necesario, y ahí ya no se incluye el alcohol (snif, snif).
2. Que por un momento contemplé la necesidad, la posibilidad, las incontenibles ganas de esconderlos por algunas partes de mis ropas y hurtarlos sin el menor cargo de conciencia... pero saben lo que me enojó más... ¡No haber podido tener el valor para hacerlo!

A estas alturas ¿cómo es que uno garantiza que no se pueda convertir en delincuente?

9 comentarios:

Bob dijo...

¡Vaya que te copmprendo!! Siempre cai en las librerias de viejo, aun cuando tuviera que esperarme un tiempillo, eran los lugares en que encontraba casi lo que quería, sin que el bolsillo sufriera tanto. Te dire que aun lo hago, pero en Tabasco ¡No hay!!

Beto dijo...

si eso sucede generalmente, ademas aqui todo es bien pinche caro, me sucede lo mismo con algunos cd's y dvd's pero que te quieren cobrar un ojo de la cara!!! malditoooss!!! pero bueno mientras me saco el melate no habra de otra ja!

Besos lindura!!

Sator dijo...

Mejor ahorrate el dinero de los libros y empieza a ahorrar para un sony reader, le caben hasta ochenta libros por tarjeta, es amigable con la vista y a estas alturas del partido te puedes encontrar virtualmente todo en pdf, y de no ser así no falta el alma caritativa que tiene el libro en papel y te lo puede escanear.
P.d.
Ah, y así poco a poco vamos minando el sistema editorial.

El David dijo...

Por eso hay tanta pirateria.

Mmm... Lo del festival de cien en morelia, lo puedes consultar en: http://www.moreliafilmfest.com

Si necesitas alguna otra informacion, dejame un msj en el mi blog y vere que puedo hacer.

Xoconoxtle Cósmico dijo...

Yo opto por plagiar los libros de las bibliotecas públicas, a nadie le importa si los robas o no (menos a la encargada que siempre se está pintando las garras), nadie leé los de literatura, es como un concurso de a ver quién roba más con mis amigos.

Ni para alcohol. Tssss... Mal pedo.

Carlo Ponx dijo...

Yo, la neta, sí me robé (sin remordimientos) el de Tim Burton, costaba 300 pesos la edición importada. ¡Qué Pinches!!, la verdad fue puro coraje.

Pero siempre termino cayendo en sus garras, me he gastado más de mil pesos en puros libros éste mes. no la chinguen. Borges es de los más caros, junto con Pessoa (un libro de 100 hojas a $200 pesos?!! de qué se trata).

Steal this book diría el buen Abbie Hoffman.

Saludos chica.

Pablo Perro dijo...

El de Tim Burton no es tan último, pero es bueno, eso que ni qué. Aunque de cierto modo despues de alguno años el señorsito ya cansa con su divismo. Por otro lado Borges tiene su época para ser disfrutado, en la cual yo asistia a leerlo a las bibliotecas públicas, de donde nunca me robaria algo porque nomás no se vale.
Yo haría un concurso con mis amigos a ver quien le rompe más dientes de un chingadazo al que sorprendamos robando un libro de una biblioteca publica, que de por si están muy escasas. Que pedo tan patético que los que tienen una migaja de cultura se sientan poseedores de LA cultura y por ello se pueden joder a los que todavía no se asoman a ella... Xoco, se te perdona la vida por tus chaqueteros y acneosos ventiun años, pero de verdad piensa en que clase de petimetre pseudolector intelectualoide esdrujulero te estas convirtiendo.
Y bueno, toda la bibliografía de Borges la bajé grátis de libros Tauro, y el de Burton al igual que muchos otros los descargué de sitios especializads en ilustracion y narrativa. Así si alguien se le antoja asomarse a la biblioteca publica a leer acerca de la biblioteca de Babel... podrá pasar la tarde pensando que por suerte todavia queda un recurso para el peatón ávido de lectura.

Indigente Iletrado dijo...

Yo robo libros de bibliotecas públicas. Al cabo nadie lo nota.

Pero bueno. Sabes que tengo la moral distraida.

ASKARI MATEOS dijo...

En cierta escuela comenta que si no hay dinero para aquellos libros que nos son tan básicos como llenar de aire los pulmones, hay que robarlos. No sientas remordimiento alguno, hazlo, roba, roba, roba. Recuerda lo que dijo Proust: Tienes alma de artista, no dejes que le haga falta todo eso necesita... Y siempre procúrate un buen trozo de cielo. Te dejo mi blog: http://ciertoscuentos.blogspot.com/ y http://askarimateos.blogspot.com/. Me gusta tu blog. Yo también soy de Oaxaca. Saludos y siempre es recomendable comprar unos clorets.