domingo, febrero 04, 2007

Para dormir

Ya se me hizo costumbre que los domingos es de hacer obras de ayuda, pero no piensen que son de esas clásicas, de ir a regalar ropa, comida, dinero, etc., no, hace unas semanas me fui a grabar con unos cuates que tenían que hacer una tarea en la escuela, y querían representar los delitos que se comenten en una centro nocturno, entonces ahí me ven con la camarita grabando… que no fue la gran ciencia, pero me di una gran divertida porque hasta querían representar un asalto y para hacer todo más real, tronaron un cuete como disparo y en unos cuantos minutos llegó la policía municipal, digo, aquí demostramos que las cosas no andan del todo bien y que el gobierno no se anda con rodeos para evitar cualquier levantamiento pro APPista.
El siguiente domingo, ahí voy con mi cuatito el del coche destrozado, digo no está de más echarle ánimos a quien estuvo a punto de morirse.
Este fin, después de un viaje, del que regresé algo cansadona pero contenta, porque comí delicioso y conocí un nuevo lugar, no faltó que otra de mis amigas me llamara regresando, para que me integrara a una comitiva de muchachas que darían una muestra de trajes regionales, y aclaro, aquí no cuenta si eres flaca, alta, bajita, güera, morena, o gorda.

Como toda amiga que soy, recordando que alguna vez me han hecho favores cuando lo necesito, ahí voy. Lo mejor del asunto es que en cuanto llegué me di cuenta que el chelista, por el que desde hace años tiro la baba, ahí estaba, iba a amenizar el evento, y mientras comenzaba se encontraba sentado cerca del lugar donde todas nosotras nos íbamos a cambiar.
Él es de las personas que me provocan una fascinación infinita y aunque me carcomía la curiosidad por cruzar una mirada, por entablar una palabra, por pedirle una pieza solo para mi, por tomarle una foto, no lo hice, para evitar una desilusión al conocerle, así me sucedió cuando una mujer me gustaba, me parecía estrepitoso verla y cuando la conocí, fue lo más aterrador, hasta la fecha tengo que tratar con ella y me parece alguien bastante desagradable.
(El que no le haya tomado una foto al chelista no quiere decir que su chelo se haya escapado de mi cámara)

Pero sigamos con el chelista, no pude evitar que mi corazón latiera al mil por hora y poner mi cara de perrito triste, aún cuando solo afinara las cuerdas, mientras estuvo cerca del lugar no dejaba de verle, y concentrarme en lo que tocara, hasta que por alguna obra divina se le ocurrió tocar una de Bach, un minueto, que logré practicar con dificultades en mis tiempos de amateur musical, y que se clasificaba entre mis piezas favoritas, lo más increíble del asunto es que cuando finalizó yo imploraba en mis adentros porque volviera a tocarla, y justo cuando lo pensé ¡lo hizo!, fue de esas cosas extraordinarias que uno no se explica.
Lo único malo es que me equivoqué al pasar frente al público, ja, ja, ja, di muchas vueltas y para colmo me salí antes de lo planeado, no sirvo para esas cosas… pero me encantó portar un traje regional, de la costa, un huipil (blusa) color mostaza y una falda color púrpura, y ahí me ven con todos los pies sucios, porque dejen les digo pasé descalza.




(¡chulada! hasta yo me gusto así, ya conocen mi mancha de chocolate al lado de mis labios)

Así que se me ocurrió que algún día de estos, me tomo fotos de teca y se las enseño. También llegué a la conclusión de que todas las que pasamos, y si, es por presumir; nos veíamos súper, súper lindas con nuestra trencitas, listones y demás colorido de nuestra vestimenta, pero como toda cenicienta el encanto nos duró poco, porque cuando acabamos regresamos a nuestra chundés de la ropa occidental y aunque resulte más funcional, de verdad que la estética de las ropas actuales es mucho mucho muy inferior al de los trajes indígenas más sencillos que existan.
Este fue mi fin de semana no estuvo tan mal… sólo hubo algo que no me agradó. Desde hace algunas semanas he padecido un insomnio horroroso, pensé que era la carga de trabajo, pero mientras viajaba en el autobús llegué al meollo del asunto, no era por el trabajo, era por todo aquello que no he dicho, eso que no he hecho, eso que me carcome, eso que no parece importarme pero si importa, eso que no me hace llorar pero si agonizar, si dolió, si, pero ¿quién nos curara de este fuego sordo, de este fuego sin color que corre al anochecer?...
Cuando lo acepté, cuando dije que dejaría de esconder eso que sentía por hacer cosas que me ocuparan en no ocuparme en mi, pude dormir, después de tanto no pensar, pude dormir…


Geisha

12 comentarios:

Venezolano1975 dijo...

Hola Geisha, eres como un rompecabezas; de a poquito uno te va conociendo, una pieza hoy, una mañana, por eso si uno se descuida se pierde una y no alcanza a completarte.
Saludos
José

Pablo dijo...

Eres una coyona y una cursi, coyona por no hablarle al del guitarron ese y cursi por decir eso del "fuego incoloro" que no te deja dormir... chingaos, no hay insomnio que aguante tres chaquetas.

Pero es cierto, las mujeres con huipil y nagua, blusa y falda, rebozo... son lo más hermoso de este mundo. Convence por favor a Aida porque ya cuando se hace trenzas me hace poner cara de masiosare, pero no se quiere poner huipil.

El Shoin dijo...

El chelo es el instrumento mas exitante que pueda haber y mas si lo toca una bella dama

El David dijo...

Grabe un video con unos amigos sobre la contaminación en mi ciudad, eso cuando estaba en la secundaria.

El chello me gusta, yo toco la guitarra, pero me gusta el piano. Quien me entiende pues. je.

Concuerdo contigo, eso de las personas que nos llaman la atencion, que suele suceder que al tratarlas resultan un fraude. pero y si no? arriesguese...no hoy ni mañana, pero si algun dia, que no?


Saludos

P.D. He vuelto por aqui. espero no volver a desaparecer.

Unknown Soldier dijo...

Geisha:

¿Qué es aquello que su pensamiento carcome y su sueño espanta? Sea lo que sea, si lo mira fijamente verá que es algo que no vale la pena como para consumir sus empeños..

Pd. Oaxaca me parece un planeta muy lejano..

Pd2. ¿Alguna vez la veré entonando una bella melodía usando solamente un vaporoso atuendo nocturno?

Pd3. Bonito Cello...

Xoconoxtle Cósmico dijo...

Video de Geisha bailando el jarabe tapatío!!!!!

Venezolano1975 dijo...

:)

LAMILAGROSA dijo...

Con tu foto se me vino a la mente akella vez que me probé, por encima de mi ropa occidental, frente a un espejo de cuerpo entero allá en su ciudad, huipiles hermosísimos de todos colores y de todos precios, no menores a 5 mil varos.

Soñaba guajiramente que me los compraba y me los llevaba puestos a mis múltiples eventos sociales (jajaja). Y la mera verda que me veía re bien bonita.

Qué envidia Geisha que las maravillosas telas de eso trajes regionales adornaron sus piel ¡y gratis!

Y no solo eso, sino q se los puso para causar deliberadamente admiración.

¡Qué envidia!

Diana dijo...

Y a todo esto que tiene que ver el jarabe tapatío??....jajaja!!
No manches Xoco, a mi me falta mucho conocer de tradiciones mexicanas, pero? que tiene que ver Geisha con su traje regional bailando lo relacionado con Jalisco?...jajaja

Saludos mi Bella!

Diana

Geisha dijo...

Vene, yo creo que soy un rompecabezas muy predecible, de todos modos seguiré deshaciéndome en piecitas.
Soy cursi y queeee!!! Ja, ja, ja, naah, olvidé decir que esa parte del fuego, es de Rayuela de Cortazar, gracias por lo de coyona… realmente lo soy, lo soy.
My dear and loving Soldier, en varias ocasiones me parece que me conoce más de lo que imagino, y si, supongo que algún día me verá entonar una pieza, ya estoy ahorrando pa comprar mi cello.
A mi también me quedó la duda con eso del jarabe tapatío, ja, ja. Un saludo a todos, afortunadamente tengo muchas cosas que hacer así que puede que me desaparezca más seguido.
Beso, a la gente bonita que comenta.

Anónimo dijo...

Conseguí a este email el otro día que tenía un manojo de los cuadros de las estrellas de cine famosas, los cantantes tienen gusto de Madonna y de Barbara Streisand -- pero básicamente, gente muy bien conocida. Anywho, cada individuo tenía dos cuadros en este email

Indigente Iletrado dijo...

¡Que chidos trajes!

Oh, dejen al Xoco. El jarabe zapateó también es bonito.

Y tú con trajes típicos también.

O sin ellos.