lunes, febrero 26, 2007

¿Sexo? si, por favor.

Tiene muchos años, cuando vi por primera vez Sexo, pudor y lagrimas, junto a una decena de adolescentes calientes y mi amiga Chuchita, quien en ese entonces era de lo más, más, más, engorrosamente puritana (disculpa amigui, pero neta que con tus ideas de ese entonces, bueno, que se comprenden por la edad y por la educación tan mocha que recibimos, eran muy molestas), resulta que mi pobre amiga del alma, no paraba de demostrar que se sentía incomoda al ver hombres desnudarse (recordemos a Jorge Salinas con un pito ¡ayayay! ¡Eso si es cosota!), unas cuantas escenas eróticas de carnes calientes, y al escuchar algunas palabras como ‘coger’ que nos eran tan ajenas al igual que:
Ana: ¿Qué me ves?
Carlos: El culo.
Para la gente nefasta, mass media, estupida y voluble (cómo yo ciertamente me declaro, una de esas tantas mentes débiles), esta pelí resulta tan similar a los que nos pasa, que podríamos hacer de todo el filme un modus vivendi, una Biblia a lo mexicano y primate de la sexualidad, o una proyección personal en el que nos vemos reflejados. Aunque claro, no podemos olvidar que siendo una historia de cine, se exageren a la décima potencia algunos recursos casi inverosímiles de los personajes, empezando porque todos hasta la que se siente fea, Maria, tienen la decorosa característica de ser flacos, de ojo biche, de piel blanca y muy bien parecidos, ¡joder! Volteen al mundo, la mayor parte de la gente que vive en este país, es llenita, morena, caderona, lonjuda, celulitica, estriosa, narizona, y los hombres con penes no siempre bien dotados… (Bueno, eso no me consta, ja, ja, ja, yo y mis frustraciones).
‘Cuanto más admire un hombre a una mujer por sus éxitos, más difícil será desearla, la nueva mujer es una fuente de impotencia masculina, una castradora y una causa de divorcio’, ¿será que por eso llevo siete años sin un maldito y puto novio? Yo y mi ego, naah, nada que ver, pero ahora que lo pienso mis pseudos novios han tenido la constante de que mientras estemos lejos seremos una excelente pareja, otra máxima de la pelí.
¿Cuántas veces no he deseado que la montaña venga a mi, a que ese maldito teléfono suene, y suena pero cuando ya no lo deseo? Si Mahoma no va a la montaña, Mahoma se mete en mi cama; demonios se sueltan, reglas se rompen y nuevamente no me quito esa condición asquerosamente femenina de buscar irremediablemente enamorarme y enamorarse (¡chingaos, dije lo que no quería decir!, eso me pasa por estar escuchando a Radiohead).
Sigamos hablando de la pelí, estrenada en 1999, el primer gran bom de la Nueva Era de cine Mexicano, la segunda más taquillera después del ‘Crimen del Padre Amaro’, una comedia sexosa, tragicómicamente agradable para pensar en las mierdas que el tiempo ha hecho de ti, o la mierda que tu has hecho de él.
Comercial, con poco de artístico si quieren en el plano cinematográfico, pero con la que inevitablemente me siento empática, con la Ana enamorada e insatisfecha, con el Carlos, escritor mediocre, con la búsqueda incesante de amor por el mundo de Tomás, con el sueño de cineasta de Miguel, con la degradación de Andrea, con los complejos de Maria y su necesidad de explicaciones ‘científicas’ a la conducta cruel de los hombres.
Disto mucho de ellos, disto mucho del intento de ser, disto de ese no querer ser; y lo sigo siendo, ese animal enjaulado, en cautiverio soy yo. ¿Sexo? Si, muy poco, ¿pudor?, algunas veces más, ¿lágrimas? Una constante que nunca termina.

Geisha
Si, lo sé más, sexo, ash, que poco original soy, pero yo también pienso mucho en eso.

15 comentarios:

Axterion dijo...

Pues la magia de esa peli reside en que es la adaptación de una muy buena obra de teatro mexicana, creo yo. Y no salió tan mal el producto final (sobre todo si la comparas con ciertos bodrios del cine mexicano, entre los cuales incluiría sin piedad a "El crimen del padre Amaro")
Pero creo que esa es la magia del cine: que nos hace pensar, a veces nos identificamos, a veces no, o a veces toda la película es una decepción excepto ese cachito que nos hizo llorar.
No te preocupes si no van a ti las montañas: en el caminar de la vida encontrarás algún día tu montaña, esa que sea para que tú pongas tu bandera y desde lo alto contemples cómo se ve el mundo, hasta que tengas que seguir caminando y encontrar otra........ etc. (Eso es lo divertido de jugar en el subibaja de la vida)

Saludos.

Anónimo dijo...

¡Caramba!!!

Cientos de cosas dichas y desapasionadamente vividas por todos, aunque quiza lo que más me gustó fue aquello de..."la gente que vive en este país, es llenita, morena, caderona, lonjuda, celulitica, estriosa, narizona", pero cuando dices:"y los hombres con penes no siempre bien dotados…" el tamaño no tiene nada que ver con la satisfacción, recuerda más vale saberlo mover...

Solo liberate de: "ese animal enjaulado, en cautiverio" y entonces mucho ¿Sexo? Si; muy poco, ¿pudor?, tambien; Y luego... algunas veces más, ¿lágrimas? aceptadas. Es lo que nos hace ser humanos.

Un besote y cuidese.

Bob

Anónimo dijo...

Tu cosa no me aceptaba.

otra vez Bob.

Unknown Soldier dijo...

Puse un gran rollo...que se me borró porque tu cosa no me aceptaba a mí tampoco.


Ni modo

Shaparra dijo...

Linchenmee!!!

No he visto la peli.... je... jeje...

ups!

:P

Saludos

Oskar dijo...

Es curioso que las dos cintas mas taquilleras de Mexico sean El crimen y sexo.
La primera muy mala pero metiendose de lleno con la idiosincracia mas pura del mexicano: La virgen de Guadalupe.
(por aquella escena de: "eres mas bonita que la virgen".
Y la segunda mal - tratando de intentar un ingreso a las comedias ligeras con un tema simple: El Sexo.
Que como acertadamente dices muestra un espereotipo mexicano que no existe: "la gente que vive en este país, es llenita, morena, caderona, lonjuda, celulitica, estriosa, narizona".
Pero sexo hay mucho.. (date una vuelta por la central de abastos)
Pudor... También
y Lágrimas... cuesta trabajo no ver un día a alguien llorar.. solo ruego que no sea el espejo..

Saludos

Viriz dijo...

tengo la teoria que es mejor no tener novios...solo amigos y por supuesto! AMANTES! ....

y si, difinitivamente sexo si por favor!
besos!

Indigente Iletrado dijo...

La película es mala.

Es una gran telénovela con desnudos. Sólo explota los melodramas clasemedieros sin mucha gracia, una vez más.

Lo demás, cada quien hablando 'a título personal', cada quien sabremos cuando levantar la mano: sea al murmuro del sexo, el gemido del llanto o el silencio del pudor.

Unknown Soldier dijo...

Ahora que lo pienso... Lo único bueno de esa película es que Jorge Salinas no embarazó a nadie.

Geisha dijo...

Dice Ortega, en La rebelión de las masas, que "lo característico del momento es que el alma vulgar, sabiéndose vulgar, tiene el denuedo de afirmar el derecho de la vulgaridad y lo impone dondequiera".
¡agh qué asco me doy!

Venezolano1975 dijo...

Hola Geisha, tendré que verla, pero tu análisis es muy entretenido y divertido, tienes una forma de explicar o contar algo con un trasfondo filosófico y con buen humor, tenue pero conciso.
Saludos
José.

Carlo Ponx dijo...

"Cuanto más admire un hombre a una mujer por sus éxitos, más difícil será desearla, la nueva mujer es una fuente de impotencia masculina, una castradora y una causa de divorcio" Muy cierto esto ¡Cómo somos pendejos de veras!

HECKLER dijo...

Es chistoso como de niños jugamos a lo que se puede, todos los temas del mundo son acoplables al mundo infantil y así el mundo es perfecto. Crecemos y el juego sigue pero pierde variantes, encontramos el sexo y a eso jugamos todo el rato posible. Es un juego que envuelve las senzaciones mas intensas que nuestro cuerpo puede generar, mas tu royo mental. Y donde no tiene madre es cuando juegas con quien amas... Tu pregunta OFENDE! hahaha

Saludos Geisha

Smooth dijo...

no la he visto esa pelicula, pero parece lo mismo de siempre: sexo y malas palabras. No mamar, hasta yo me hago cinieasta si eso es el cine. Geisha te extraño mucho lindura. Tu si ruleas

Geisha dijo...

Soy de las que creen que hacer cine no es cosa fácil, y más en México, podran opinar que la película es mala, si, yo también lo creía, pero contemplando que en el año que fue estrenada, sólo 14 películas mexicanas fueron exhibidas, la cifra más baja en toda la historia del cine en el país, podrá ser historia de telenovela, pero aun así yo defiendo a esta peli porque la gente volvió a mirar al cine que se hace aqui.