miércoles, noviembre 15, 2006

Jacksu

Los conocí en el autobús, iban para el mismo destino que yo, sin unas reservaciones previas y con la aventura del alcohol y el tabaco en sus maletas. En el transcurso ni siquiera nos dirigimos la palabra, sólo uno de ellos se apresuró ha avisarme que mi almohada en forma de salchicha, se había caído mientras acomodaba mi mochila.
Bajé del autobús con el terror de pensar que en esa ciudad nadie me esperaba, que si perdía de vista a esos tres chicos estaría rotundamente sola.
Destino, casualidad o causalidad, encontramos el momento de socializar mientras un tipo de turismo nos daba la bienvenida e informes, me uní con ellos a la mancuerna en busca de un hotel. A esas horas no era posible encontrar una habitación desocupada, pero al paso de la mañana era seguro encontrar una posibilidad para descansar.
Rompí mi regla de no fumar en la mañana y dado el cansancio, acepté los cigarros que fraternalmente me ofrecieron.
Jacksu, fue la primera en admirarse de mi origen, yo, una oaxaqueña, maestra, mujer, y para colmo viajando sola sin plan fijo. Al paso de nuestros breves diálogos, comprendí que eso no era casualidad, que mis atinadas ganas de viajar a la aventura y encontrarme con ellos en la terminal, en el autobús y ahora en la odisea de alojarnos en un hotel, era como una situación que encajaba en un plan mágicamente trazado. Indudablemente Jacksu, fue la persona que me inspiró confianza para unirme a su grupo, pues sin ella, aunque Héctor y Luis tuvieran las intenciones más angelicales, dudo que les hubiera proporcionado la confianza que aprendí a tenerles en unas horas.
Entre nuestra plática, encontramos un punto de convergencia que nos hizo estrechar un lazo de amistad, de esos raros que se construyen en un dos por tres. Me enteré que Jacksu, también era maestra, integrante de un frente anarco-feminista, y que el día siguiente sería su cumpleaños, nacida un mes de octubre, una mujer del signo libra. En su voz encontré una seguridad aunada de una convicción que me recordaban a mi madre, de esas que sin pizca de amenaza cobarde, actúan con firmeza.

A mi no me molesta que ese tal Tiziano Ferro nos haya dicho bigotonas, lo de menos es comprarme un pinche rastrillo y quitármelos, pero a él, dudo que se le quite lo pendejo; a mi, lo que realmente me ofende, me molesta, es que siga habiendo mujeres asesinadas, desaparecidas, violadas, y que nadie haga nada, eso si me ofende.

Desde ese momento supe que Jacksu tenía que ser mi amiga, aunque en un principio sentía que se mostraba un tanto mamona conmigo (posteriormente confesó, que en el autobús ella me había sonreído, acto que nunca ví, y por tanto pensó que le había dado el cortón, supongo que por eso ella se comportaba levemente molesta) pero era del tipo de viejas cojonudas que me gustaba conocer, o que casi nunca había conocido.
Entre nuestras primeras palabras y al enterarse de mi oficio y ciudad natal, ella mostró su simpatía y hasta pregonó ¡viva la APPO!, confesó que se había involucrado en la manifestación que estaba en el DF, y conocía a oaxaqueños admirables por su capacidad discursiva e intelectual, en ese momento me sentí avergonzada, ni yo era un espécimen brillante, ni oradora, ni activista de algún bando, ¡como era posible, que personas de fueran de mi Estado, estuvieran más atentas de lo que pasaba en mis narices!, fue ahí cuando realmente me sentí rotundamente avergonzada.

Nos conocimos a las 5 de la mañana, a las 10, los cuatro nos hospedábamos en un hotel, a las 3 comíamos en un restaurante, mientras juntos hicimos coro al trovador que entonaba a Silvio, Aute, Filio, Sabina, Milanés…, a las 6 metíamos nuestra cuchara a la viennetta de capuchino que terminó siendo un cenicero de colillas cigarreras, a las 9 nos paramos al único evento del cervantino que pude ver, un grupo de ingleses de opera pop, o algo así.
Buscamos un bar con cerveza barata del que terminamos saliendo, porque la cerveza estaba adulterada con agua, caminamos por las callejonadas y túneles que nos hacía eco, al son de nuestras afinadas voces que imitaban a Alex Lora, una que otra ranchera, o populacha; finalmente la lluvia nos hizo regresar al cuarto, donde cuatro botellas de tequila, junto con 13 cajetillas de cigarros nos aguardaban. Cuando llegó la hora de dormir, conocimos las sinfónicas melodías de instrumentos de viento que nuestras nalgas emitían, no paré de reírme mientras Héctor y Luis se echaban la culpa de bochornosos perfumes gástricos, mientras sacudían las cobijas para esparcir su fragancia. Jacksu no dejó de disculparse por ellos y quejarse con el clásico e infantil ¡wacala!
Justo veinticuatro horas después, gemía en una habitación del siguiente piso, supongo que mi satisfacción era tal que hasta oídos de mis nuevos amigos llegó, eso me lo dijo Jacksu mucho después de aquel incidente, yo estaba confiada de que las paredes y la cama, eran lo suficientemente fuertes para soportar la fricción y mis gemidos… ¿o gritos?... sinceramente no me acuerdo que tan escandalosa fui.

La última vez que la vi, me dio una hojita que constantemente leo, y donde me bautiza como una Cuauhtcihuatl (mujer águila, en nahuatl); eso fue hace un mes, un recuerdo tan grande, tan sublime que todavía no cabe en mi consciencia de lo maravilloso y grato que ha sido haberles conocido.

Geisha

15 comentarios:

Bob dijo...

Tienes el divino don de escribir de una forma increiblemente coloquial, lo cual lo hace más interesante.
Termina siendo más una platica que un comentario escrito.
Saludos.

Clandestina dijo...

y nomás por pura curiosidad...

con quien gemía??


Diana

Franci dijo...

Un recuerdo hermoso… me encanta este escrito. Comparto con quien dice que parece más una platica que un comentario escrito.

“A mi no me molesta que ese tal Tiziano Ferro nos haya dicho bigotonas, lo de menos es comprarme un pinche rastrillo y quitármelos, pero a él, dudo que se le quite lo pendejo; a mi, lo que realmente me ofende, me molesta, es que siga habiendo mujeres asesinadas, desaparecidas, violadas, y que nadie haga nada, eso si me ofende”.

Estoy de acuerdo…esta es la demostración de como una persona pueda regalar letras hermosas (adoro las canciones de Tiziano Ferro) y ser tan superficial al mismo tiempo…

Un abrazo y un beso!
Franci

Geisha dijo...

Ja, ja, ja, ya saben que hago algo de ruido, naaahh.
Mi estimada Clandestina, si usted ya sabe... pa qué pregunta.

Clandestina dijo...

Pregunto pa´que me dé envidia...!!
jajaja...
acuérdese aquella vez que le llegó hasta el útero..!!!

Pa´la próxima ME invita, si???

Diana

Clandestina dijo...

Me refiero al Cervantino....

;=)

Geisha dijo...

Ya, pues, ya pues, no diga cosas que me ponen roja de vergüenza... je, je, je. ¡Lo digo en serio! eso si me dio penita.

Eusebius dijo...

Escribes y me gusta leerte.
Encontré el Blog por casualidad y me gustó.
como dato curioso: la vez que dí con "escribiendo a calzón quitado" acababas de subir unas fotos de huatulco, que es el lugar donde vivo. Leí el blog y no puedo negar que cada post nuevo tengo la esperanza de ver una foto de tu rostro. No sé por que. quizás sea un tipo de morbo provocado por el gusto de leerte. Al menos quedan las fotos de tus pies hermosos, me gustan mucho. Ya me confesé... ya echado a andar el carro de las confesiones. Confieso que deseo poner un link de tu blog en el mío. Se podrá!?
Saludos desde la selva baja caducifolea o lo que es lo mismo: seca gran parte del año, pero hermosa como tus pies.

Anónimo dijo...

Hahahaha que cosas, esto esta mejor que Hi5, ¿como esta señora Geisha?, hace mucho que no paso a leer que acontece en su vida, hasta el momento entretenido como siempre. La sigo leyendo luego, un gusto saber que sigue por aqui. Lamento no haber leido antes, la vida me alejo un ratin.

Geisha dijo...

Heckler, pues la seño Geisha ahí sigue, escribiendo uno ue otro post, ¡que milagro que se le ve por aqui!
saludo

Anónimo dijo...

que aventura... la falta de planificación y entrega al que vendrá, suelen dar estas sorpresas

Carlo Ponx dijo...

Saludos!!

Personas así hay pocas y hacen falta, quién sabe, tal vez algún día todos se quiten el velo.

La Milagrosa dijo...

HOLA GEISHA.

Soy La Milagrosa y estudio Comunicación Social en la UAM-X a cá en el D.F.

Permiteme comentarte que me interesa mucho el conflicto por el q están pasando ustedes los oaxaqueños y kisiera preguntarte cómo pasaron los día de "Todos Santos".

Mencionaste algo en un de tus post pero me gustaría saber más... supe que el portal de oaxacalibre convocó a hacer una mega ofrenda pero por más que le he buscado no hay nada de información sobre ese asunto, creo que sí se llevó a cabo pero no sé cómo transcurrieron las cosas. Es lógico porque justo ese día la PFP irrumpió en Ciudad Universitaria... en fin kerida Geisha, agradecería mucho tu ayuda, como sé que le sabes dos tres a eso de la escribidera pues estaría muy chido que me hicieras una reseña.

Agradezco de antemano la atención a la presente y te dejo mi mail:
milagrosa_82@hotmail.com

P.D. Por cierto, yo conocí tu blog gracias a la Zenaida, es una viejota, la conocí en Oaxaca allá por abril.

Smooth dijo...

Geisha te amo, esas pantorrillas me enloquecen... adivino unas piernotas dignas de ser adoradas con muchos besos y mordiscos
Saludos!!

Escribes mucho!!! :s

Fido dijo...

Es una situación incomoda estar al lado de una persona que no dice nada.