jueves, febrero 24, 2011

Incompleto

¿Qué hago con esta salvaje afición a las música triste de Yann Tiersen? a dónde voy a parar, con este cuerpo hecho carne de gallina.
Bailo sola en la casa, una cámara me espía. Lo sé y le doy el mejor show. Ella ve mis movimientos, pero las palabras que escribo no. Lo que pienso escasamente se refleja en mi rostro.
¿Y las fantasías mientras te masturbas? Llegan sin rostro, con acciones específicas, con la presión exacta de mi cadera y el cierre de mis piernas.
¿Eres ese rostro vivo en el fantaseo a futuro? En el que planeo con mi cama. Silencio.
Debes saber algunas cosas.
Las manías que escondo a toda costa, porque el secreto y la frivolidad de mi risa, en una mujer latina son cosas vitales.
Una obsesiva costumbre a mantener ordenadas las cucharas, a tocar sin tocar las cosas suaves, a tomar dos vasos de agua en la mañana, a esconder chocolates en el armario, a depilarme los bigotes a escondidas en el baño, a escribir todo detalle indiscreto, a tener secretos sin tenerlos contando esos detalles en historias inventadas.
Me asusta lo que antes no me asustaba.

1 comentario:

Rev. Alexander Strauffon dijo...

Eres un caso peculiar, me atrevo a decir.