miércoles, enero 19, 2011

Tibet

¿Alguna vez has ido al Tibet?

No, creo que no, pero siento que estoy en un Tibet. ¿Por qué? pues, no lo sé, hay cómo un proceso que he decidido resolver ya, y me cuesta, porque algo se está gestando, pero a la par algo también debe morir y siempre me he aferrado a mantenerlo vivo, pero ya no tiene sentido, ya se ha acabado, tal vez queden muchos residuos que ya no son suficientes para volver a encender la hoguera de hace tiempo.
Todas las noches tengo el mismo sueño y ya no quiero soñar, quiero que eso pase y punto.
Es una doble vida en otro mundo que ya me está perturbando, sin embargo, ha sido la única salida para hacer lo que realmente quiero, incluso poniendo a otros seres a mi disposición.

No, creo que no he estado en el Tibet, pero el Tibet ha venido a mí. Me ví con mi pijama rosa, y era una niña jugando con la nieve. He visto demasiadas películas, pero quién me llevaba era tan amable, que comprendía mis berrinches y mis insistencia a jugar sin preguntar, ni pedirlo.
Encuché su voz a tráves de la mía, y no tengo la seguridad si eso que soñé era alguien más, o algo que ya sabía.

4 comentarios:

Javier dijo...

bueno, a veces hay situaciones como esta :D

Edgar Fernando Lamprea M dijo...

"(...)No tengo dueño, No soy tu esclavo... un poco tuyo y de todo el mundo(...)" se me ha venido a la cabeza esta canción mientras leía.

Geisha dijo...

muchas veces... Javier


¿De qué canción hablas Edgar?

Edgar Fernando Lamprea M dijo...

De todo el mundo de enrique bunbury. a proposito aprecio el miedo frente a Harold(H.)