sábado, enero 16, 2010

Primer día

Alguna vez quise ser poeta. Hoy he asumido el riesgo de decir quiero ser ‘escritora’. Los poetas actuales se dicen poetas por escribir sus sensiblerías retóricas, infinidad de ellos, ni siquiera conocen las formas clásicas para ejercer la lírica con genio y conocimiento; no para reproducir esas reglas, sino para romperlas y mandarlas a la verga, desgarrarlas y reconstruirlas de nuevo, pero con pena veo a poetas que viven parásitos de su egocéntrica erudición, acomodados en la ociosidad de las becas gubernamentales, o los kitchs que conmueven con tormentos propios de una depresión contemporánea. No conozco a alguno (por lo menos en Oaxaca) que su vida sea regida por la poesía. Hace un siglo ser poeta, era asumir el riesgo de ser un incomprendido, un personaje que no sólo llevaban sus letras al extremo, sino también su vida.
Mis maestros, sin embargo, me parecen escritores MUY respetables, han puesto su vida al extremo, uno de ellos vivió por más de veinte años apartado de la civilización en una playa, otro dejó su vida de conford y en Oaxaca preparó a la generación de aspirantes a escribidores, en los que me incluyo. Sus obras literarias, me parece, que trascenderán el tiempo. Mis mejores amigos, serían excelentes poetas, han nacido o han crecido en la escoria, para revelarse contra ella, pero aún somos demasiado jóvenes e ignorantes para asumirnos como tales.
Hace varios años ya había decidido qué quería hacer sin hacerlo, comencé quejándome de mi vida, cayendo en depresiones estúpidas, me hice una comodina, trabajé mucho, intenté crear una estabilidad económica que esclavizó mi mente, aumentó mis miedos y puso en tela de juicio mis deseos. Hace unos meses me puse plazo y la fecha llegó, tuve que decidir y con un miedo horrendo, tomé las riendas de mi vida. ¿Qué sigue? no lo sé
Hablando sin metáforas, renuncié a mi trabajo, preparé mis maletas y en cuanto encontré la oportunidad de salir de mi casa lo hice. Este es mi primer día fuera de Oaxaca, el primer día en que no tengo como consigna y obligación regresar. ¿Si tengo miedo? Si, lo tengo no puedo negarlo.
Se odian los cambios, porque el riesgo es insoportable. La ventaja de no tener a nadie, ya no es algo que me agobie, es una gran oportunidad para ser dueña de mí vida, mientras no se me acabe el dinero y tenga que trabajar, ja.
Deseo ser escritora. Ni buena, ni mala. Simplemente escritora, dueña y señora de mis palabras, de mis actos, de mis muchos fracasos y de mis nuevos problemas, pero también dispuesta a encontrar nuevas oportunidades y por supuesto dispuesta a nuevos aires, je, je, je. ¡Vénganse a nuestro reino! Yeah.
Acepto invitaciones a comer y todo apoyo que deseen ofrecer, porque en verdad que lo necesito. Tengo nuevo domicilio y nuevo lugar de residencia. Defectuosa.

13 comentarios:

Xoconostle Cósmico dijo...

Así es, el mainstream está de la merga y el "blogunderground" parece que todo lo escribió un Saúl Hernández drogado.

Pero no todo es así, no todos somos así. Aunque la depresión que dices es común por dentro y por fuera (no te lo podría negar), no somos del todo Morriseys diluidos región cuatro.

Quizá nos veamos en el defectuoso este año, hasta entonces te invito un porro virtual.

dante255 dijo...

Despues de una meta ganada, hay que prepararse para la que sigue... Felicidades.

la MaLquEridA dijo...

Suerte en tu faceta de escritora pero, ¿de qué vas a vivir?...

dante255 dijo...

Solamente se vive, Malquerida

Cl@udette dijo...

Lo importante es verdaderamente disfrutar lo que haces, siendo asi ya tienes todo de tu lado

saludos

servidor dijo...

Ojalá un día, yo también publique algo. Por eso me he propuesto este año estar siempre leyendo un libro. Hasta he hecho mi lista.

Te deseo que te vaya muy bien.

Saluos!

Geisha dijo...

Quienes viven en el defe ¿podrían prestarme libros? no tengo intención alguna de robarlos, viajo ligera sólo necesito letras ahora que no tengo IAGO a la mano.
Lo demás ya veré, y prefiero no agobiarme por el momento. Tengo dos manos, y puedo lavar platos y poner cara de hambrienta, si no, no tengo inconveniente para regresar a casa.

IndigO dijo...

Los cambios siempre son buenos, vayan buenos o malos, abren la mente.
Comenzaba pensar en las invitaciones a comer y otros lugares al tiempo que pensaba en su anulación si te habías ido el ese lugar lleno de gente.

DIANA dijo...

Neta que me preocupas...pero tienes mucha fortaleza y saldrás adelante en todo.
Espero de todo corazón que logres una a una las metas que te has propuesto.
Yo no volvería al DF, después de la ultima experiencia trágica que tuve no quedaron deseos.
Ojala que ahora si, alguno de tus muchos admiradores presten apoyo real.
Beto vive en México, donde andará?

Cuidate mucho por favor...

El Santo. dijo...

Hola buen día a todos pero en especial a Geisha.
Hace tiempo leo con interés este blog y en esta ocasión y por la importancia de la acción de Geisha me veo obligado a pedir apoyo de todos para esta mujer tan valiente, se me hace que podrías darnos un número de cuenta bancaria y ayudarle con lo que puedan, las palabras de aliento son chidas´ pero el dinero definitivamente ayudan más.

Saludos cordiales.

Geisha dijo...

Santo querido, sin duda tu ayuda será valiosisima, me da vergüenza, pero dadas las circunstancias de mi desempleo, no tendré objeción alguna en aceptar la ayuda que puedan ofrecer.

UN PASO dijo...

PUES DE LOS LIBROS PUEDO PRESTARTE ALGUNOS, Y TAMBIÉN ES BUENA IDEA SACAR CREDENCIALES DE BIBLIOTECAS.

TENES DONDE QUEDARTE Y ESAS COSAS?
TE PASO MI MAIL

GRISELLMARYSOL@HOTMAIL.COM

Anamnetik dijo...

Mi primera intención era decir "Queeee!!!", pero reconozco tu caracter para tomar ese tipo de decisiones, por eso me caes bien mi Geisha!!! Luego si neta necesitas dime un dia de estos, sabes que siempre ando por estos lares y en twitter soy localizable, usted diga!!! Animo Geisha y no se deje intimidar por la ciudad... bueno se que eso esta de mas!!! Le envio mi numero en DM por si se le ofrece algo!!!