miércoles, noviembre 18, 2009

Guillermo Rimbaud



Ayer en la feria del libro, se presentó ‘Después del derrumbe’, libro de mis cuates, nacidos en los ochentas. Algo de lo que me reí, porque justamente me recordó a alguien, fue que una de las escritoras jóvenes, dijo que a ella la había marcado la poesía de Rimbaud, me acordé de ‘La temporada en el infierno’ que me regaló Gabino, uno de mis ex, la vez en que lo leí, me parecieron poemas sumamente deshabitables, y en efecto, a mí también me marcó Rimbaud, pero porque a Gabino ya nunca más lo volví a ver, después de que me regalase ese libro.
La banda estaba presente, y como yo soy la mejor portada, la menos inquieta… digo, ser la más grande del grupi, me dota de cierta madura-inmadurez para decirles: ‘¡yaaa calmensEN!’, no faltó que Guillermo empezara a chingar la madre, con un comentario al respecto de Rimbaud (ya lo estoy oyendo ‘no pongas eso en tu blog’), pero es que se me hizo tan gracioso, y tan, tan, tan pero tan personal, que por fin encontré algo que tengo en común con él, pues dijo: ‘yo no entiendo como es que les gusta la poesía de Rimbaud, a mí no me gusta’.
Conozco a tantas personas, bueno, a más de tres personas que les fascina Rimbaud, que a veces, me admiro de mi falta de perspicacia poética para poder apreciar al genio francés. También en más de una ocasión justo a esas personas, les he oído decir que les agrada más la vida de Rimbaud, que su obra.
¿A quién le puede agradar la vida de un tipo que tuvo una bruja como madre?, ¿A quién le puede gustar la vida de alguien que terminó medio matándose con el pito de su vida? digo, hay cosas comprensibles que pueden sonar cómodas, como ser originario de una familia burguesa, tener por amante a otro de los poetas de la época (Verlaine), y ser capaz no sólo de ejercer su don en la palabra, sino hacer de su obra un acto poético por excelencia, dejar obras póstumas antes de los 19 años de edad, ¿qué chiquillo en estas épocas puede hacer eso? Ahora la mayoría se emborracha a diestra y siniestra, se mete cuanta droga puede y se vuelve de izquierda, pero ni siquiera saben cómo hacer un soneto. Esos son los nuevos poetas.
La guerra actual, es erradicar a los poetas que simulan ser malditos, pero que en fondo son genios que no pueden escribir más allá de las flores, el color rosa del alcohol y el sexo, lamentablemente comienzan a ser los nuevos lugares comunes de la ‘transgresión’.
Debo confesar, que en alguna ocasión de mi adolescencia e inmadurez, intenté ser poeta, pero por fortuna pude darme cuenta a tiempo, que esos avatares, son demasiado profundos y demasiado bellos, para profanarlos con palabras simplistas y comunes como las mías. La poesía es el lenguaje del mundo. Amén.
Espero que no lean esto mis muchos amigos poetas, digo, no tengo nada contra ellos, ni tampoco tengo nada en contra de que un hombre me escriba cosas cursis solamente a mí, es sólo que no me gusta la megalomanía y los malabarismos pretenciosos, y más si son públicos.
Anoche, los escritores-narradores, presentaron su libro, por lo que vi en sus fechas de nacimiento, la mayoría tienen más de 20, es su primer libro, y no son Rimbaud.
Su acto poético por excelencia de la noche, fue no asistir a la cena, porque había demasiados colados, entre ellos yo, terminamos comiendo en la calle, porque según ellos afirmaron, no se iban a arriesgar a llevar a toda la banda al restaurant y tuviera que ser corrida, porque sólo había acceso para los escritores derrumbistas.
Insistí para que ellos fueran, nosotros, los no invitados comeríamos en la calle, eso no es pedo para nosotros la familia guarra, pero ¿para qué fragmentarnos si estar juntos es lo importante?
Guillermo no es poeta, pero a veces su poesía es delicada, anoche tenía hambre (típico en él), no quiso exponer a sus amigos a una mala cara, comimos empañadas, tlayudas y tacos. Yo valoro esa poesía.

5 comentarios:

dante255 dijo...

Mmm, rico.

Geisha dijo...

Yeah, hablar de esos temas es rico. Un abrazo Julio.

. dijo...

"Contra los poetas", Gombrowicz, después de leer eso ya no me siento tan mal por no leer tanta poesía.


¡Saludos!

LUMPENPO dijo...

Lo bueno es que apenas soy un lumpenpoeta de segunda del tercer mundo...

Daniel Estrella dijo...

mmm lindo recorrido con esa bandita.. jejeje!