jueves, julio 16, 2009

Ciudad

No hay duda. Odio la ciudad. La inercia con la que se corre en todos lados, el ambiente del metro, demasiada gente, apariencias espectaculares, diálogos con poses específicas, miradas ensayadas en un espejo, la misma tonadita al hablar. Defectuosos.
Sólo disfruto del olor de la comida en la calle. Soy una gordita frustrada.
Karis canceló de último momento. Me tendré que mover sola.
¿Qué putas vine a hacer aquí? Huir. No hay más, no habrá mejor lugar en el mundo que mi casa, pero las circunstancias me corren, la misma rutina me pisa los pies, los gritos endemoniados de corajes añejos me empujan. ‘Traigo harta a mi hermana’ y no sé por qué. ¿Qué le hice? Tampoco lo sé. Existir tal vez.
Andaré deambulando en la ciudad como zombi. Los pensamientos en el metro no son puros, el ambiente no lo deja pensar a uno. La gente te mira, se duermen, hablan con voz alta, es muy frecuente escuchar las peleas en conversaciones contenidas con seres histéricos, pero educados.
¿Qué putas vine a hacer aquí? Demostrar que soy buena persona, que tengo la mínima pizca de vergüenza para cortarme el cordón umbilical. Esta ciudad es fea, pero mi campo, mi casa, mi gente, será empañada por la misma fealdad si no me muevo.
Tías, gracias ¿Abuela? ¿Quién eres? Ah si, la que nos quitó la casa cuando papá murió.
Esta vez escribo frases trilladas, imágenes que muchos conocemos, calles sucias, ambulantes, changarros, gente, gente, gente zombie, Ciudad de México. Carlos Carrera lo dijo en el Héroe, en el metro una niña linda se muere. Yo no tengo héroe, más que unos deseos gastados en la soledad. Manita consuélame todos los días.
Ruido, ruido, ruido. No hay nada nuevo que no sepa de este lugar apestoso, pero encantadoramente diverso.

10 comentarios:

4narqu1sta 2uper3strella dijo...

¿Sabes? Me acabo de encabronar con mi hermana...

Ni pex... A veces es bueno salir corriendo, pero ¿realmente escapas a la inmundicia que te persigue?

Al menos, distraes la mente, la preparas para lo bueno: el regreso...

Un abrazo mi Geisha!

Cheers...

diiviina dijo...

La ciudad tiene muchos defectos, pero como dices aqui hay diversidad, aqui la vida se vive muy rápido cuando te das cuenta ya se acabo el día, pero hay miles de cosas que hacer, conocer o visitar. No desesperes por nuestros defectos también tenemos cosas buenas.

Si te gusta conocer a gente nada común pero con buena vibra te recomiendo que el viernes o sabado te pases al UTA (Zona Centro Donceles # 56 Y 58) un antro obscuro donde no te juzgan y puedes ir como quieras el cover es de $50 y la música es muy buena.
Saludos.

Gabriela dijo...

a mi me acaba de salvar la vidita mi hermanita.

iL Hell Dogma dijo...

Es que no deberias usar el metro, mejor camina, yo cuando voy prefiero caminar el metro me agobia muy rapido.

Deberias visitar las cantinas clasicas del centro.

Robo! dijo...

ve por unos pulques al centro estan rebuenos y pa comer unos tacos de canasta de 5 de febrero wuts buenos y más!!!!

Vivienne dijo...

Creo que yo podría huir de muchas cosas menos de mi hermana, creo ke siempre hemos tenido una buena relación, como todo con altibajos pero nunka ni sikiera aproximado a los golpes, bueno mas ke kuando eramos niñas y nos tirabamos del cabellos gritando "sueltame" -"No sueltame tú" -"Tú primero" Jajajaja.
Cuidate

DIANA dijo...

Pero porque al DF..?

mejor se hubiera venido para acá..!!

Fijese nada mas que desde la boda de mi hija, mi hermana no me habla!!...y yo ni sabia porqué, ya han pasado largos meses y ps simplemente cada quien su vida y sus broncas...cuando ella se enoja conmigo a donde me voy para no verla ni hacer mas corajes, es para mi casa!...

confieso que no entiendo qué fue a hacer al D.F.
cierto que hay muchos lugares agradables y mucho que visitar, peeeero andar en metro? a no ser que requiera un masaje urgente!..jeje..(es broma)

La quiero mi Geisha...!!
cuidése, no está de más que se lo vuelva a decir =)

Falo dijo...

Ya decía yo que aún con Guerraguetza, Oaxaca se siente incompleta y es que le haces falta tú.

Querida Geisha, tu estadia temporal en el DF, es un cambio en el proceso de aprendizaje que estas llevando, te felicito por ello, debe ser esto la principal razón, sin embargo creo que se empieza a cortar el cordón, cuando así lo vislumbras, no necesariamente por la distancia, a partir de ahí, a crecer.
El DF, tiene una historia en cada esquina, así que tendras mucho material Ánimo preciosa. Abrazos.

Vieja ciudad de hierro
de cemento y de gente sin descanso
si algún día tu historia tiene algún remanso
dejarías de ser ciudad...

Geisha dijo...

Snif, snif, snif. Ya regresé y debo confesar que estar en el defe, me agobia, pero podría acostumbrarme, lo apuesto.

Ya estoy en Oaxaca de vuelta.

Un beso a todos.

DARK ROMANTICISM dijo...

y asi paso la geisha de observadora a observada mientras caminaba por las calles que le reclamaban la tardanza y asi comenzo el eterno dilema... esperando que regreses asi me quedare obeservando intranquilo pero observando...