miércoles, abril 15, 2009

Hagamos los trámites para un romance de ‘pasión desmedida’

¿Quieres tener un romance conmigo? ¡qué bonito suena! ni tan cursi, ni tan de secundaria, en efecto, lenguaje propio de gente adulta que claramente sabe lo que quiere.

En eso de hacer trámites para llevar a cabo una pasión desmedida, donde los implicados hayan tenido una relación social y laboral previa, el tratamiento de la propuesta sexual, es absolutamente distinta (debí de ser abogada).

7 comentarios:

DIANA dijo...

tu me alegraste la noche brevemente..jeje

que edad tiene su alumno?
bueno, eso de la edad es relativo...para que pregunto si ha dejado de importarme la edad??
tanto la mia como la de los demas =)

Besos!!

bOZdhI rASeC dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bOZdhI rASeC dijo...

La pregunta que tendrias que hacerte serìa mas bien , ¿quiero esta aventura en mi vida?, hay cosas que no deben pensarse tanto , ya que cuando pasan por la razòn ya se amolaron.

--=Maverick=-- dijo...

vaya!!! eso es algo raro pero si se llega a dar :D
y bueno, si te lo dijo es por algo, el es de los que nos gustan las mujeres intelectuales y que no son dejadas, le gustan los retos a tu alumno... eeso es bueno...


de que te aaguante... me preocupé mas por otra cosa que por lo del higadito, eso.. eeso es algo sin importancia XD

saludotes

iL Hell Dogma dijo...

Yo creo que la mas importante es la 3, es la que te puede crear mayores complicaciones de varios aspectos de tu vida.

el imaginarte de maestra me ha tenido ocupado todo el dia, quiza toda la noche tambien jeje

Saludos.

Viva la revolución dijo...

lentamente cierro los ojos,

lentamente apareces frente a mi,

veo tu silueta que tanto deseo,

aspiro el perfume de tu sexo

que invade todo tu cuerpo.



Ese perfume capaz de volverme loco



Lentamente vas despojandote de

de las inhibiciones que cubren tu cuerpo,

de las reglas sociales que no te permiten

mostrar la perfección de tu cuerpo.



Con solo un roce de mis dedos infrinjo el

ascetismo de la membrana que retiene tu alma



lentamente dirijo mi vida desesperada

al umbral que da origen a la vida

introduciendome en la hornacina

de tu bosque profundo



De mis manos surgen mil peregrinos

que anegados en una tormenta de sal

veneran el paraiso de placer que

sacrílegamente recorren centimetro a centimetro.

mil peregrinos que a cada paso erupcionan

tu fuente de placer de donde brota una lava ardiente.

Ale dijo...

El punto tres serìa el que màs pudiera preocuparme,aunque la verdad la verdad està bieeeen cabròn, los menores son como muy...imprudentes.

aunque la adrenalina de hacer ese tipo de travesuras debe ser muy rica.

Tsss...i dont know!