viernes, septiembre 12, 2008

Entrenamiento

No hay necesidad de pensar, porque los años me han enseñado a actuar en automático. Detengo el coche, bajo para abrir el portón. Comienza a hacer frío, pero la putiza me ha dejado algo estúpida y no siento la brisa. Alma es despiadada, estirarme durante una hora y hacer intentos de abdominales y lagartijas, me han dejado desconchinflada. No sólo tuve tortura física, Rolando, ha comenzado a trabajar con la obra 'Los títeres de cachiporra' de Federico García Lorca. Si hay alguien a quien le tengo miedo, es a él.
No pude leer un fragmento con la emoción que él me pedía. 'Callad, para que el silencio se quede más clarito'. Actuar no es lo mío, he dicho. ¿Pero por qué sigo somentiendomente a un entrenamiento demasiado rígido, contemplando mis posibilidades y limitantes?
Ir a clases, es como si me hubieran picado el orgullo, 'lo puedes hacer ¿por qué no?'. He ganado lo que en años no he podido encontrar: Disciplina y compromiso. Paradójico entender que ni siquiera el compromiso en una de esas relaciones, me haya comprometido con alguien.
En automático abro la puerta, entro con mezcal(mi carro). Dentro de la casa, me quito la ropa, primero la playera del trabajo, abajo tengo el leotardo, el pantalón de mezclilla. Me deshago del braciere, busco la pijama. Entro al baño, me lavo la cara. El ritual de belleza y limpieza me agobia unos cuantos minutos, cremas y toallas. Mi panza está llena de hambre, dijera Julito. Comida, trabajo, disciplina, arte, silencio, escritura. ¿Algo me falta? probablemnte si y aún no quiero darme cuenta.

3 comentarios:

sexy dijo...

sera tal vez una pareja a quien amar y que te ame.

DARK ROMANTICISM dijo...

hola vas a publicar el video en algun lugar? me refiero al de Guillermo
saludos!

Geisha dijo...

¿publicarlo? ¿cómo? si, ya está en el youtube, creo que no tengo muchas pretensiones con el video, solo el internet.

Un saludo sexy.