miércoles, junio 25, 2008

Sosos

Me choca que los hombres sean unos sosos. De verdad me ¡caga! En los últimos tiempos he aprendido que éstas criaturas con falo incluido, son muy lentas para la conquista. Digo, ¿no sé qué madres le pasa? ¿o tengo mala suerte? ¿ o tengo mal genio? ¿o doy miedo?, bueh, puede ser todo esto.
Curiosamente ésta semana, mis relaciones sociales han sido bastante fructíferas, pero del dicho al hecho hay mucho trecho. Tengo un amigo cuarentón que fue uno de mis asesores de tesis, pero no sé por qué extraña razón de un tiempo para acá, me manda mensajes diciendo que soy su princesita, que me manda mil besos, que me quiere mucho, que me va a invitar a salir, etc. , etc., y no veo claro, porque ni un vaso de agua me ha invitado, ¡jo!
Ayer me invitó al cine mi cuñadito, bueno ya no lo es, y fuimos a ver Kung Fu panda, y en plena sala se me ocurrió contestarle, a... no diré quién, pero casi me cuelga cuando se enteró que estaba en el cine, por supuesto no dije que iba con un muchacho, imagínense si le digo cómo me va. Lo peor, es que con este último no veo nada claro y ya empezó a sentirse dueño de mi diversión célibe.
Cierto día devolví una llamada a otro buen amigo bloguero, con el que siempre, de los siempres ando discutiendo, y terminó preguntándome en un tono muy altanero, que en plena noche de sábado, ¿por qué no estaba con mi seudo novio?, o sea, ni siquiera había dicho algo con respecto de Quique y ya me estaba preguntando, como si fuera mi obligación darle explicaciones, o en mi frente tuviera un letrero que dijera: ‘esta mujer es propiedad de tal cabrón’.
¡Qué horror! Aparte de lentos, se sienten muy chichos para exigir explicaciones, si ni a mi mamá se las doy. ¡Ja! Cierto día tenía inflamado el estómago y se me ocurrió decirle al buen amigo bloguero, obvio, se ofreció a darme un masaje siempre y cuando llegara a su casa, osea jelouuu, después de comenzar a pelear, su propuesta cambió a: ‘llego a tu casa, pero con la garantía de un beso’.
Me admira que tan mezquinos son los hombres, no son capaces de dar algo, sin esperar una recompensa a cambio, ¡ash! Así me pasó de nuevo con mi ex alumno que se ha empeñado en mandarme correos, diciéndome si quiero ser su novia. Ayer se ofreció a ayudarme cuando necesitara alguien para que diera mantenimiento a mi coche, pero la propuesta estuvo aunada a su pregunta incómoda de: ‘y bien, ¿me vas a dar la oportunidad de ser más que ‘tu amigo?, casi, casi, le digo una mala palabra.
Sigo siendo ritualista, a mi me gusta que me miren de frente, que me encaren y me digan las cosas importantes en vivo y en directo, no por vía mail o chat, si no ¿qué caso tienen los nervios y las mariposas en el estómago?
Hace tiempo estuve a punto de dar un gran tropezón porque justamente tenía un alumno (más grande que yo de edad, militar, con un sensibilidad poética increíble) que por ser directo y super detallista, casi, casi caigo en sus garras... lapsus, lapsus, bien dice una de mis amigas pedagogas que el ‘eros’ se me chispotea bien gacho en el salón de clases, ja, ja, ja. Y así puedo seguir enumerando todos los desplantes con fragmentos de aciertos en cada uno de estos tipos, de los que no hago uno solo. En fin, me resigno, el que mi relación con un hombre no cuaje como el queso, ya no me causa molestia. Afortunadamente tengo cosas que hacer para invertir el tiempo, como por ejemplo escribir trivialidades de este tipo en el blog, aprender a bailar, temblar en la clase de teatro, o bien ver películas, aunque eso no evite que siga odiando a los hombres sosos, que por lo visto, son todos con los que trato, ¿hasta cuando maduraran Dios Mio?

4 comentarios:

Unknown Soldier dijo...

Está más que visto:

No hay como los hombres "Old Fashioned"... como yo.


Besos mon petite chinois

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

Mi Geisha...
NO le pida peras al olmo...

Besos desde la airosa Saltillo..!!

No sé como no me mandan para el sur...

Mujeres que emprenden dijo...

Ashhhhhh si!! coincido contigo: "Los hombres son unos idiotas", bueno, tengo un hermano y lo preparo para que no lo sea, sòlo por èl y una posible excpciòn podrìa arrepentirme del comentario. No lo sè, pero bien dicen que el interès tiene pies y en los hombres tres.

Saludos Geisha

Pantera dijo...

Mmm debería decir que no es cierto, que piensas mal... pero tienes mucha razón, los hombres pensamos con la cabeza... chica.

Aunque no todo está perdido. Solo aprende un poco a tratar con monos y un poco de comprensión. Y encuentra alguien con mente abierta. Compréndenos, pensamos MUY DIFERENTE a las mujeres. ¿No me crees?

¿Qué piensas de llevar en la panza 9 meses a un pequeñito ser que cuando nazca dependerá al 100% de tí para vivir? Ahora pregúntaselo a un idiota soso...

Excelente blog, pasaré seguido a leerte.