lunes, junio 05, 2006

Rosaduras

Dicen que las enfermedades son psicosomáticas, tal fue mi caso, que me enojé lo suficiente y contuve el horrible coraje, que mi cuerpo lo resintió en algo de lo que casi nunca he enfermado. Después de un año y medio de llorar a nariz suelta por cuestiones fúnebres, está vez me tocó llorar por un detalle que me sumió en la pena más denigrante, y el adjetivo más humillante que he podido recibir hasta últimas fechas.

¿Cuál fue la situación? Algo sumamente simple, pero lo suficientemente simbólica como para que mis emociones, mi estima quedara devaluada.
Hace una semana, una de mis amigas me encajó dos boletos para un baile de gala de su escuela, yo con afán de ayudar le dije que iría con alguien, contemplando que ese “alguien” me acompañaría.
A mi supuesta pareja le di el boleto y hasta lo pagó quedando muy formal que el sábado quedaríamos de acuerdo para ver a que hora nos veíamos. El día de la fiesta llegó, le mandé mensajes que nunca contestó, cuando decidí llamarle, su teléfono desviaba mis llamadas; no tuvo la gentileza de avisarme que no podría llegar, o de plano cancelar, contando con su buena educación, tampoco hubo una disculpa al día siguiente.

En ¡que bajo precio vende su ausencia! Cien pesos le costó dejarme plantada, cien pesos vale mi puta compañía, cien pesos le valió mandar al carajo mi confianza, cien pesos le costó mi puta amistad, cien pesos le costó mi enojo.
Ese día me vestí de rojo, zapatillas de tiritas, un leve maquillaje con el temor de ser estropeado por una maldita lágrima que contuve de coraje. Antes de llegar tuve que pedir de favor que alguien pasara por mi, ya que no iría acompañada, cuando llegamos no faltaron las preguntas inoportunas de “¿y con quien ibas a venir?” Con un x, “¿quién? anda dime…” Con un x, -tajante- y no quiero hablar de ello.

Traigo rimel negro, y con lo pinche sentida y llorona que soy, no quiero estropear con mi puta humillación, la satisfacción de volvernos a reunir.

En los primeros momentos me sentía arrepentida de haber ido, el desplante me consumía, me repetía en lo bajo que había caído, me sentí traicionada por alguien en quien nunca debí confiar, me sentí lo más humanamente pendeja que se puede sentir una mujer.

Toleré muchas groserías más, la primera fue cuando me presentó a su novia y me siguió jugando, la segunda cuando me plantó y mientras lo esperaba, vi como pasaba en su auto con alguien más, y lo peor de todo es que nunca, jamás pidió disculpas, siempre daba justificaciones que hubiera preferido se quedaran en silencio (ahora yo te pido disculpas por pensar que tenías un poquito de vergüenza).

Unos rompen los platos y otros los pagan…
Ya estoy harta de escuchar mis juicios de “tú te lo buscaste, ahora te aguantas, tú lo toleraste, ahora te chingas”, odio ese plan mecánico, odio tener que repetirme que soy una estupida, porque todo el mundo tiene que creerlo, porque nadie más que yo, puede pasar por semejantes cosas, todo por querer aplicar el neoliberalismo al sexo, no pendeja, no, esa es una corriente económica que se aplica al “libre comercio”, no al “libre cogimercio”, pinche laissez faire ¡déjame ser! no me dejes hacer.
Quise separar mi placer de mi dignidad, pero ya veo que no pude, es obvio que donde no hay reglas, hay un estricto orden. Las primeras veces lo pasé por alto, porque no quería ni sentía, las ganas suficientes de odiar, de reclamar, porque nunca he sido así, pero ésta vez se acumularon las penas, los desplantes, las groserías; y la gran tolerancia que suponía tener, resultó que nunca había funcionado como creía.

Si estas leyendo esto mi estimado “Alguien” (que por supuesto va a leer), te concedo el placer de burlarte de mi una vez más; conociéndote, sé que ni siquiera te percataste de lo hiciste, no pretendo vengarme, ni hacerte algún mal, ni siquiera lanzar pestes sobre ti, aun no soy una bruja, que por ardor comete estupideces.

Todavía me queda el cinismo necesario, para que cuando me hables te conteste de la manera más educada, soy lo suficientemente agradecida a quienes les debo favores, como para decirte que cuando me necesites ahí estaré, gracias por abrirme los ojos, por hacerme saber lo que ya no quiero de mi, y lo que ya no quiero repetir.
No necesitas bloquearme en el chat, ni tampoco bloquear mis llamadas, ya no pretendo reclamarte como la última vez que lo hice, ya veo que la del problema fui yo, al no querer comprender que nunca entendiste que soy mujer, una como cualquier otra, una que simplemente sueña, que simplemente siente.

Es más, ya no espero tu disculpa, ni siquiera espero que alguna vez me hables de este asunto, que a partir de ahora sepulto. Trataré de deshacerme de tu olor en mi sexo. Entiérrame como una de las tantas que borras después de haberlas usado, estoy dispuesta ha asumir mi destino de la mujer muerta que soy.



Geisha


Se aceptan comentarios con regaños, insultos, adjetivos, y demás juicios que crean necesarios.

11 comentarios:

javier dijo...

...no tengo palabras...o más bien si..las que he escrito...

Sator dijo...

He aquí el momento perfecto para presentar uno de mis famosos aforismos.
"para que me enojo si me puedo desquitar"
Si el odio que expresas lo pudieras dirigir al causante de tu mal , en vez de hundirte enla autoconmiseración, puff pobre tipo.

Indigente Iletrado dijo...

Entiendo el motivo de tu enojo perfectamente. Pero no lo comparto, no comprendo tanto enojo por una persona por romper un compromiso. Salvo -oh, pequeña gran diferencia- si es por que sientes por él algo que no deberías (lo que seguramente te hace encabronarte más contigo misma)

Pero yo cumplo.

Regaño: ¡es una estupidez hacer entripados por personas intransigentes, irresponsables, desconsideradas!

Insulto: ¡eres una pendeja por encima hacerle sabor lo importante que eres en su vida haciéndole un brete melodramático digno de una puberta!

Adjetivo: aprehensiva.

Juicio: eres una buena persona que se topó en circunstancias desfavorables con una persona bastante jodida.


No, no intentaba ayudarte con todas estas palabras. Sólo hacerte sonreír.

Saludos.

geisha dijo...

jajajaa!
lo lograste!
grazie, grazie, grandes ideas...

Venezolano1975 dijo...

Muy profundo... te entiendo perfectamente, cuando uno pone todo su amor y toda su ilusión en alguién y esa persona no tiene las mismas expectativas que uno y de inmediato te usa y se aprovecha por que le abrimos nuestro corazón sin ninguna limitación.
A pesar de haber llevado varios golpes, varias decepciones, yo siempre llego a una ralción con la mayor sinceridad y no volteo a ver el pasado.
En esta vida cada uno nosotros construimos nuestras propias carceles y buscamos a nuestro propio carcelero... siempre depende de nosotros.

Anónimo dijo...

I love your website. It has a lot of great pictures and is very informative.
»

Anónimo dijo...

Very pretty site! Keep working. thnx!
»

Anónimo dijo...

I find some information here.

Anónimo dijo...

best regards, nice info
» » »

Anónimo dijo...

This is very interesting site...
» »

Anónimo dijo...

best regards, nice info Cliff rouch golf Wireless national calling plans that include canada coffee makers with built Zithromax pills http://www.acnelasersurgeryacneinc.info/Generic_adderall_sucks.html 1997 toyota avalon floor mats Bets hentai game sports betting line king mattress dimensions casino betting free nfl betting odds Tramadol without a prescription next day fedex cdportable cdbasketball bets Keypress motorola ringtone hot sexy foot pics http://www.sportbetting6.info/nflonlinebettinglasvegas.html http://www.tadalafil-bph-trial.info/levitra-chongqed.html American sportsbooks keno tips gambling Us patent ofice pcfootball bets