martes, marzo 08, 2011

impuestos

Celebré este glorioso 'Día internacional de la Mujer' con la desilución de ir a pagar los impuestos. Pagué 95 dólares y la verdad tenía la esperanza que me devolvieran algún varo extra (es real, todo trabajador ilegal o legal en EU debe pagar impuesto y puede recibir dinero si su salario es mínimo), con un poco de tristeza me contenté con la idea de que pudo ser más. El asunto es que yo gano mucho menos del mínimo, pero a cambio de ello vivo en un casota con todas la comodidades, tengo carro y comida.
Realmente al gobierno gringo no le pagué nada, pero por hacer mi declaración la oficina que hace el trámite me cobró esos 95 dólares para que no fueran los doscientos dólares que venían cobrando años atrás. Whatever, es una lana. Lana que la verdad no quería pagar, pero ni modo, aquí la ley y las reglas se cumplen no son letra muerta.

1 comentario:

DIANA dijo...

Ya no vuelvo a comentar...
ni siquiera me contestas...sniff..!!
=(