domingo, junio 13, 2010

Agotada

¿Cuánto tiempo has invertido en mirarlo entre tus fotos? ¿Cuánto tiempo has invertido en imaginarlo entre tus fantasías nocturnas, reviviendo un placer que no ocurrió?
En vano han pasado tantas horas. Añoras la posibilidad que ya no tienes ahora: verlo.
¡Verlo! ¡Verlo de nuevo!
Pero ese verlo de nuevo, es un plural. Es haber tenido a todos esos cuerpos que deseabas, sin que en ninguno de ellos hayas dejado un rastro de ti. Has amado lo efímero, la figura, el reflejo, el oasis de otros, en facciones similares de un ‘él’.

Justo esa sensación se ha vuelto una constante. Buscas permanecer en esa posibilidad de encontrar y desechar del mismo modo. Construirte una historia, donde la parte que más amas del romance, no es la presencia de un hombre, sino la sensación de su ausencia.

Quieres verle de nuevo.
Mirarlo mientras tomas café, sin esperar que él te intercepte con su boca.
Le correspondes. Has deseado besarlo desde hace mucho. Te has controlado lo suficiente, para nunca haberlo demostrado.
Tú sabes cuál es el siguiente paso. Él aún duda, pero eres dócil. ¿Cuántas veces lo has hecho de la misma manera?
¿Cuántas veces te lo han hecho de la misma manera? ¡Qué importa!

Importan tanto, como el hombre que la última vez tuvo acceso a tus piernas. Abriendo las piernas. Abriendo tus piernas.
¿Duelen tanto las ausencias? ¿Duele tanto saber que el anterior fue lo mismo? ¿Duele realmente eso? ¿Duele el que se haya borrado, como todos aquellos que dieron por vencida esa batalla de conquistarme antes de comenzarla? O duele más el haberlo hecho fracasar porque tú así lo quisiste.

¿Qué compleja se ha vuelto tu soledad? ¡Qué complicados se han vuelto todas esas emociones que no debieron haber ocurrido!

Desde el primer momento dio muestras de que nada cambiaría, de que seguiría siendo la misma pieza de carne podrida. La misma que quisiste comer sabiendo de antemano las consecuencias.

¿Realmente quieres verlo? ¿Para qué?
Sólo quieres saber eso que no ha dicho. Sólo quieres comprender tanta maldita indiferencia. Tanto egoísmo en su cama, tanta simplicidad te sabe amarga, te sabe a frigidez, te sabe a un ‘nunca te hubiera conocido’.

Entró a tu cuerpo imperfecto, comandado por unas letras simples e insistentes. Sencillo. Te rendiste por un poco de placer a cambio de la historia que ya sabías, la que has contado mil veces, la que intentas ya no contar, porque ahora te sabes agotada.

Estoy agotada y quiero escribir otra historia.

7 comentarios:

Møsca Cobain dijo...

Una y otra vez,
volviendo a esa humedad,
a esos senderos de Mayuscula a punto final,
corriendose en la soledad de los ojos cerrados.











Sí, agota,
pero agota rico.











Me agradó mucho su blog.











Mosca

la MaLquEridA dijo...

Empezarás a escribir otra historia sobre los recuerdos olvidados de los otros.


De los que estuvieron y ya no están más.

"G" dijo...

"La canción del noctámbulo"

11

Todo placer quiere la eternidad de todas las cosas, quiere miel, quiere heces, quiere ebria medianoche, quiere sepulcros, quiere consuelo de lágrimas sobre los sepulcros, quiere dorada luz de atardecer - - ¡Qué no quiere el placer!, es más sediento, más cordial, más hambriento, más terrible, más misterioso que todo sufrimiento, se quiere a sí mismo, muerde el cebo de sí mismo, la voluntad de anillo lucha en él, - - quiere amor, quiere odio, es sumamente rico, regala, disipa, mendiga que uno lo tome, da gracias al que lo toma, quisiera incluso ser odiado, - - es tan rico el placer, que tiene sed de dolor, de infierno, de odio, de oprobio, de lo lisiado, de mundo, -pues este mundo, ¡oh, vosotros lo conocéis bien! Vosotros suprahumanos, de vosotros siente anhelo el placer, el indómito, bienaventurado, - ¡de vuestro dolor, oh fracasados! De lo fracasado siente anhelo todo placer eterno.

Pues todo placer se quiere a sí mismo, ¡por eso quiere también sufrimiento! ¡Oh felicidad, oh dolor! ¡Oh, rómpete, corazón! Vosotros suprahumanos, aprendedlo, el placer quiere eternidad, - el placer quiere eternidad de todas las cosas, ¡quiere profunda, profunda eternidad!.

- Así habló Zaratustra.

Friedrich Nietzsche.

[retraduje "superhombre", por "suprahumano", el término original "Übermensch" se refiere a la especie, no al género "hombre", lo cual trae más errores de interpretación... Saludos.]

DIANA dijo...

Mi Geisha...
bastantes preguntas que ya tendras tiempo para irlas contestando...
Siempre es momento de poner empezar a escribir una nueva historia.

Cuidate mucho!!

Besos!

@actvservidor dijo...

Descansa un poco, relájate y cuando despiertes con mejores ganas empieza con otra historia.

Te quiero.

saluos!

Geisha dijo...

Mosca

Sea usted bienvenido a su himulde espacio.

Malquerida

Teneis toda la razon del mundo.

G

Sabes,a Nietzche lo conoci justamente por ese libro.

Diana querida

Las preguntas me las puede hacer por el correo, que yo tengo muchas que hacerle a uste tambien.

Servidor

cuanto tiempo sin verte!! hoy si estoy super agotada, hoy si me negrearon.

Disculpen la falta de acentos y signos, pero en verdad que es una lata escribir en maquinas gringas que no tienen esos caracteres. Nos leemos el domingo.

Geisha dijo...

Mosca

Sea usted bienvenido a su himulde espacio.

Malquerida

Teneis toda la razon del mundo.

G

Sabes,a Nietzche lo conoci justamente por ese libro.

Diana querida

Las preguntas me las puede hacer por el correo, que yo tengo muchas que hacerle a uste tambien.

Servidor

cuanto tiempo sin verte!! hoy si estoy super agotada, hoy si me negrearon.

Disculpen la falta de acentos y signos, pero en verdad que es una lata escribir en maquinas gringas que no tienen esos caracteres. Nos leemos el domingo.