lunes, septiembre 07, 2009

Más clichés sobre belleza...

Denis es una de las mujeres más guapas, inteligentes y perras que conozco, por supuesto es también de mis mejores amigas. Todo el tiempo, a todo amigo mío que se la presento, después, se la pasa preguntando por ella. Al principio me encabronaba, ahora, me doy cuenta que esa actitud es normal en cualquier hombre, al que le interesan más unas nalgas lindas, antes que un ser humano que pueda valorar por lo que es, piensa y siente.
Denis se cotiza alto. Es demasiado guapa, demasiado trabajadora y bastante perra como para fijarse en cualquier tipo. Además que no cualquiera nos aguanta el paso. Ese es uno de los pocos comunes denominadores entre nosotras, por eso somos buenas amigas, aún con nuestras rotundas diferencias.
Hace unos días un tipo guapísimo, que conozco de vista y al que no le hablo porque pues, digamos soy bastante corrientita y me gusta llevarme con mis amigos de una forma un tanto pelada, ya que yo soy la única autorizada para decirles: güey, cabrón, patán, etc., sin que esas palabritas sean retroactivas a mi persona, porque claro, soy una mujercita linda y merezco su respeto, aunque ellos no el mío (y eso porque son en verdad unos patanes), motivo suficiente para no hablarle al papito y relegarlo a alguno de mis adjetivos calificativos favoritos.
Pero les decía, el cuerototote, que es el típico güey con el que cualquiera se le mojarían los calzones, me habló para preguntarme dos o tres cosas triviales, casi me privo, neeeh, exagero un poco, contesté como si fuera cualquier persona, pero me quedé pensando por qué me preguntó a mí, o sea, pudo hacerlo a cualquier otra persona, siempre lo he visto sin interés, sin pretensión alguna, nunca me he esmerado por llamar su atención, pues me parece un hombre con cara de nadiememerece, por ello nunca de los nuncas, me he acercado para tener contacto alguno con él.
Empezando porque no falta la sarta de viejas que se le resbalen, digo, un hombre soltero, guapo y culto, es muuuy raro, y mujeres lindas que le tiren el calzón no le faltan, debo admitir que en otro tiempo me hubiera encantado botarle mis bragas (es metáfora porque yo no regalo mis ropa interior), pero no, no ando con ánimos de coquetearle a alguien así.
Dicha situación me hizo pensar sobre los hombres de los que he estado un tanto enamorada y los que han llamado realmente mi atención. Lo acepto, en dos o tres ocasiones me he fijado más en el físico, pero pus han sido en affairs con extranjeros, hombres que son casi dioses helenos, educados y más libres de machismos latinos. Mi enamoramiento con el resto, ha sido por hombres feos y regularmente gordos. Agradezco y valoro en demasía al hombre que me lleve a ver una buena película, al que sea cortés y me abra la puerta del coche, o se ponga del lado de la orilla a la calle cuando caminamos juntos, al que se esmera en complacerme, al que me regala libros que ya leyó y les deja notas especiales, al que me da su abrigo cuando tengo frío, todo ello sin necesidad de que tenga que exigirle dichas atenciones, porque no camina con un perro al lado, digo, son cosas que a mí no me parecen sacrificios extrahumanos, ni que tampoco agravian a la ‘equidad de género’, todas esas cualidades las he encontrado más acentuadas en hombres sin una belleza extraordinaria.
Incluso he conocido a muchos hombres guapos y feos, que se ufanan de ser unos patanes descorteses. Les decía anteriormente, que mis amigos no se merecen mi respeto, por cabrones.
Por eso amigas mujeres, las convoco a no lamerle los huevos a los guapos y feos patanes (todos por igual). A no enamorarnos de pendejetes que no valoren a la mujer inteligente porque los intimida, o al que no tiene la mínima atención por ser amable y cortés con toda mujer carente o dueña, de una de una belleza estruendosa.
Si existen patanes, es porque los toleramos, porque no ponemos reglas, porque nos dejamos mangonear y por no darnos nuestra importancia, la que todos nos merecemos.
No sé ustedes, pero he conocido a muchos hombres guapos que tienen caca en la cabeza. Parecerá cliché, pero al igual que se dice que las mujeres bonitas no piensan, también hay una infinidad de hombres guapos sin un tantito de cultura general, que regularmente son los que cogen esplendorosamente bien, ¡agh! ¡Dios! Por eso a veces nosotras los soportamos.
Bueeh, a catorrazos entendemos. Desafortunadamente soy del tipo de mujeres que tuve que pasar por todo eso, para hoy decirle a cualquier chico que me interesa lo que me gusta y lo que no me gusta. No me canso de molestar a mis amigos, para pedirles que sean más corteses, pues el que les diga ‘güey, cabrón o pendejo’, no significa que dejo de ser una linda niña a la que deben un poco de cordialidad.
También, me he dado cuenta que la reacción (poco común en mí), del ‘estas son mis reglas, Si QuIErEEes papá, si no, pues vete mucho a… ya sabes donde’, de verdad que funciona, ¿por qué les gusta y nos gusta que nos traten mal? No lo sé, pero tiene que ver con el reto a la lucha de poder, a la conquista de la soberbia del sexo opuesto, al saberse ganador en luchas tontas que se juegan la cabellera por un ‘si’ como trofeo.
En lo que considero marca la diferencia entre un tipo de mujer fuerte y con carácter, de una sin un poquitito de amor propio, es que las primeras van a ser lo suficientemente cabronas para dejar a un hombre (para siempre no mamadas de que lo dejas y luego a la semana regresas con él), cuando por más que lo ame y lo idolatre, se está llevando su dignidad por los suelos, cuando eso ocurre, yo admiro a las viejas que se arriesgan a decir ‘puedo vivir sin él, porque yo soy más importante, y no estoy dispuesta a soportar ni una más de sus canalladas’, porque aunque lo neguemos, así nos madree el hombre que amamos, no lo dejamos, hasta que ya nos rompió siete costillas en el orgullo y nos dejó chimuela la sonrisa de seguridad, en resumen hasta que nos hace algo simbólicamente fuerte es cuando lo dejamos y hay muchas que por su inseguridad estarán toda la vida con ese salvaje.
Denis tendrá al güey más cotizado, pero ha perdido el equilibrio entre si lo ama, lo necesita o le conviene estar con él. A pesar de considerarla un ser demasiado inteligente, su relación poco a poco la ha convertido en alguien totalmente diferente a la de hace diez años. Ciertamente en la vida hay muchas mujeres que tienen miles de cualidades, pero no se dan cuenta que su gran debilidad radica en aferrarse a un amor que las va destruyendo poco a poco, porque nunca han intentado estar solas y reencontrarse con su amor propio.
¡Chale!, sueno moralista, me siento rara, yo sé que soy una mocosa que poco sabe de la vida, pero he ido descubriendo cosas, es probable que me equivoque y que estas teorías tenga que rehacerlas en unos cuantos años.
Algún día le hablaré al cuerototote, es inevitable que tendré que hablar con él, tal vez sea prejuicio mío el creer que es un patán.

16 comentarios:

Cl@udette dijo...

Hay esquemas que pueden ser modificados, tal vez el cuerote sea una de estas excepciones, nada se pierde con acercarte un poco a él y descubrir al menos por encimita que clase de personaje puede resultar, chance y sea agradable el conocerlo....no propiamente tienes que enamorarte de él.

Además recuerda que aunque trillado la belleza física se acaba, la interna jamás

Saludos

DIANA dijo...

Me pareció sumamente interesante su post. Y dejeme decirle que conozco a un cuerototote,grandote, guapo no hermoso,sabio ademas de culto, caballeroso,educado pero sarcástico y mordaz a mas no poder,amoroso y protector...y lo mejor, es Mio!...no le haga caso a los cliches, puede encontrar lo mejor cuando no lo esté buscando.

Beso!

Dacrux dijo...

bendito de mi que dios me dio cerebro y un cuerpo hermoso es una lastima que no crea en dios hahaahahahahahahahaha

Geisha dijo...

Quiero cambiar ese patrón de hombres a los que estoy acostumbrada, quiero un guapo buena persona.

Miguel Rodríguez V. dijo...

La que explora descubre, la que descubre conquista.


Saludos!

dante255 dijo...

Lo de "perra" tiene que ser en la cama, ni hablar.

Anamnetik Bl3v dijo...

Me quedo con la parte del texto en la que hablas del caracter debil o fuerte de una mujer. Uno quizas, no se si por la intensidad de una relacion, no sabe distinguirse como un patan, o en mi caso mas por el arrebato y cierta inconciencia no me habia visto asi. Afortunadamente en mi vida se han cruzado mujeres de caracter y a base de madrazos me han abierto los ojos poco a poco.

Bob dijo...

Excelente concepción de la belleza, junto con lo que lleva aunado, probablemente por eso siempre he preferido a una mujer guapa como tu y no a una bella como Denis. Esa cuantificación hace la diferencia entre una mujer interesante y un mero objeto de lucimiento.

Sator dijo...

Y el tema del texto era?
A.- Denis -se- bonita inteligente y perra pero alfombra de un tipo.
B.- Me gusta hablar como carretonero pero que me digan cosas bonitas.
C.- Los hombres guapos no me dan miedo, pero si me dan miedo, pero no me dan miedo.
D.- Me enamoro de los feos, pero no tanto.
E.- Mujeres ; queredlos cuál los hacéis o hacedlos cuál los buscáis.
F.-El empoderamiento de la vagina.

Como que salían ocho posts con tantas temas. Pero se le lee con atención, usted échele ganas.

Geisha dijo...

Mmm, pues lo de perra en la cama no lo sé, nunca me he acostado con Denis.

Y bueno, los hombres nunca se darán cuenta de lo patanes que son o no son, es su natuleza.
Denis considero cumple con los dos patrones.

Yo sé que me la paso hablando de un chingo de cosas pero no puedo evitarlo, es mi estilo.

Un beso y abrazo a todos.

Sator dijo...

"Denis es una de las mujeres más guapas, inteligentes y perras que conozco"
"Mmm, pues lo de perra en la cama no lo sé, nunca me he acostado con Denis".
La primera cita textual -ambas suyas- no implica nada sexual, la segunda si; Lacan estaría saltando de gusto interpretando ésto.
Yo voy a ejercer la gran virtud del silencio; calladito me veo más bonito.

Geisha dijo...

¡Vaya a usté no se le va ni una!

dante255 dijo...

Te lo dije Geisha y no me creíste, ya veo cuánto me estimas.

Geisha dijo...

¿Qué pasó? No entendí Dante, yo estimo a todo aquel que se molesta en comentar y leer este humilde espacio. Siempre los leo, aunque no siempre contesto.

Jolie dijo...

geisha hace tiempo comenzea comentar y nunca creo.. te dignaste a asomarte a leerme
... digo eso no es de guapas eh?

;)

de todos modos siempre me ha gustado como escribes y como dices las cosas
contigo nada de medias tintas ni hipocrecias eres autentica

es es lo que cuenta

Geisha dijo...

Mi reina, disculpame si no te había contestado, pero siempre, siempre los leo, gracias por asomarte por mi blog, un beso preciosa.