sábado, septiembre 12, 2009

Más letras menos ego

(Guillermo Fadanelli, Fernado Lobo, Omar Fabián en la presentación del libro 'Contacto en Cabo') Bar central, 5 de septiembre de 2009.


Entre más leo, menos puedo escribir, es decir, es más difícil arriesgarse a decir mamadas. He conocido a Tabucchi, después de responder a Martín Solares que este escritor italiano, era japonés ¡agh!, ni me lo recuerden, es demasiado vergonzoso para mí, mencionarlo. Así que me he puesto a leerlo, sólo llevo tres libros, sé que es poco para hablar sobre un escritor, pero me ha encantado.




Fernando Lobo presentó su nuevo libro ‘Contacto en cabo’ demasiada droga en tiempos de PFP en el país, excelente estrategia de marketing en las editoriales. De paso me he dado unos viajes literarios demasiado fructíferos con mis amigos los escritores, donde no tenemos necesidad de alcohol, ni alguna sustancia psicoactiva, porque las letras son eso, saben hacernos pensar y darnos fuertes dolores de cabeza, o hacer que nuestro corazón lata muy fuerte.
Memo, ya es bibliotecario y tenemos la fortuna de tenerlo toda la mañana en el IAGO, gracias a él encontré unos libros maravillosos, por ejemplo, una miniatura de Henry Miller (del que ahora en adelante albergo como uno de mis favoritos), ‘Al cumplir ochenta’, próximamente haré un podcast, sobre esos ensayitos divinos que se hacen letras habitables en nuestra vida.
Perge (otro de mis grandes cuates) me pasó unos libros de Murakami, fue tan entretenido leerlo, que no pude evitar pensar en un anime y jazz en toda la historia de ‘After Dark’. Aunque hay autores que son toda una golosina leerlos, otros me provocan una molestia inevitable, por ejemplo, me ha costado mucho la ‘Ultima salida a Brooklyn’ de Selby, me harta la podredumbre gringa, digo, ya es suficiente con sus películas, con su series inhumanas, con su imperio, con su moneda y de paso con sus problemas en la literatura, que bueno, esos problemas son universales, pero me caga lo caótico de la novela, la intención del autor al sobreexponer el odio o lastima que el lector puede sentir hacia sus personajes.
Hablando de editoriales, encontré una colección de siruela hecha por Borges, con cuentos magistrales de Pedro Antonio de Alarcón y Giovani Papini. Desde que los leí, me dije que debo de tener más respeto y más oficio, para hacer un cuento. El primero explota su vena de teólogo para hablar con la huesuda, pues el cuento que leí se titula ‘El amigo de la muerte’, que trata sobre un güey que le va absolutamente mal en la vida por ser un bastardo, y la muerte decide darle una oportunidad pero como un placebo en vida.
Papini, explota el odio del Yo, la negación del pasado odiado, el reflejo difuso y vergonzoso del uno mismo, de ahí el título ‘El espejo que huye’. Para concluir la buena suerte de vivir en Oaxaca, es que en la última sesión del taller de novela, Alberto Chimal, un cuentista muy amable, nos regaló su último libro ‘La ciudad imaginada’.
Oaxaca, será un infierno por sus múltiples conflictos, por sus marchas, bloqueos y toma de oficinas diarias, por sus impuestos pendejos, por su gobierno espurio, por sus malos servicios, por sus precarias condiciones en educación básica, ¡aah pero que rete chula es mi tierra en aspectos arquitectónicos!, dada su belleza tenemos gran afluencia de turismo y de paso el rol de la clase intelectual, ¿quién en este país tiene contacto con un filósofo de a de veras como Leonardo Da Janda? ¿Quién tiene taller literario de a grapa con un escritor chido como Fernando Lobo? ¿Quién tiene acceso a una de las bibliotecas más completas de arte en toda Latinoamérica? ¿Quién puede escuchar a Fadanelli en presentaciones de literarias? ¿Quién tiene una feria del libro que en su segundo año de ‘internacional’, trajo a Paul Auster? ¿En qué preparatorias del país van escritores como Lupe Nettel y Mayra Luna, Juan Villoro o Mauricio Bares? ¿Quién ha recibido regaños fuertes y culeros de Heriberto Yépez?, claro, nomás yo que soy una metiche y que desde hace años me he dicho que lo que quiero hacer en mi insignificante vida es escribir, aunque desde hace poco me he propuesto ya no hacerlo tan mal, de ahí mi actitud a ya no sentirme mal por recibir regaños y tomarlos como algo de lo que puedo aprender más, que de un halago.
No tendré un quinto en la bolsa, no tendré una carrera en literatura, pero por todas estas razones, el infierno de vivir en esta tierra patológicamente conflictiva, contradictora y espeluznante, todo se hace más agradable y me siento contradictoriamente satisfecha.
Gracias a todo lo que he aprendido de estos pensadores, sigo apaciguando esa idea de alinearme con algún grupo armado para cambiar las cosas en el país, tal vez si me pongo a estudiar sea más letal como escritora, que echando balazos. Bah, me dejaré de sueños guajiros, ni siquiera puedo matar a una chucaracha, contimás a un ser humano. Esta ola de mensajitos pendejos en los medios como el canto de las mañanitas y la proyección de cantantes desempleados, el que digan que los plomazos no resolverán nada porque ya no queremos crisis, o que debemos festejar con peda el bicentenario de la independencia, no evitará lo inevitable y si evita lo inevitable (como un levantamiento armado) será mucho peor.
El martes pasado, otro escritor, presentó su libro ‘Fragmente’ el diario de un adicto al sexo. Fernando Montes de Oca, comentó el libro, otros artistas dramatizaron la lectura.
Próximamente, Almadía, una editorial de Oaxaca, presentará a escritores jóvenes, los niños genios, cosechados a raíz del taller de Lobo, por supuesto yo no estoy en esa colección.
Nunca he publicado en un libro o en algún medio respetable, nunca me han pagado un peso por escribir, antes me agüitaba por ello, pero se me vienen a la mente Kafka, Poe, Kennedy Toole y un chingo de escritores más, cuyos nombres no recuerdo, pero han muerto sin causar el menor ruido mientras estaban en vida, tal parece que es buen signo el que nadie te pele, el que recibas regaños y críticas rudas por lo que haces, el que conozcas a otros genios muchos más grande que tú, porque eso te da consciencia de tu pequeñez y tus carencias. Todo lo que antes me parecía aberrante, ahora ya no se me hace tan malo, el poco lucimiento a veces es una gran cualidad que te permite escribir sin tanto ego encima.

11 comentarios:

janadrian dijo...

jajajaja ni pensar correrte, caile cuando quieras! prometo empezar a escribir mejor, también... como si leyera (XD).

del siguiente post a este
"debo admitir que en otro tiempo me hubiera encantado botarle mis bragas" jajajajajajajajajaja me cagué de risa

un beso

Geisha dijo...

Si, a veces no entiendo como es que suelen ser graciosas las cosas que escribo y no puedo contar ni un chiste con gracia cuando lo hago de manera oral. Ash, contradicciones de la vida. jo, jo.

Saludos

Jolie dijo...

Es curioso geisha... sabes admiro enormemente que alguien ocupe su tiempo para descubrir o al menos escudriñar un poco en autores o escritores que saben poco de el o no entienden

eso es para admirar

también pasa cosa curiosa
en ciertos blogs colectivos
al menos en el mio donde participo ahora y es que muchos con ego encima se ufanana en criticar como grandes literarios cuando a veces esto lo hace uno por el hábito de crear, de compartir y de intercambiar una opinión.

me daria mucho gusto que te asomaras para que vieras la cantidad de egos desmadrados que tienen unos (sobre todo anonimos) para envalentonarse y decir cada cosa... el error que cometen es que su modo de escribir y sus reiteradas criticas las repiten pero con su propio nombre.

pd:

mi madre es de el istmo de tehuantepec así que ya tiene mucho que por casualidad buscando un huipil cai en tu blog

cuando gustes ya sabes donde llegar
amo tu pais!

Geisha dijo...

Wou!!

Mi mamace también es teca, y la verdad me hubiera encantado heredar sus caderas y su coraje para tomar el mando. Pero soy vallista, mira, lo que uno se viene encontrando en estos lugares !!!

Saludos Jolie, ahi cuando pase al defe a ver si nos vamos a tomar el café.

iL Hell Dogma dijo...

Lo malo es que si tus obras se consagran ya que has muerto no vas a poder gozar de las ganancias.

No, importa eso le ha pasado a muchos.

Saludos

Regina Swain dijo...

Viri, soy Regina, del Taller Milenio, Victorino publicó un poema a una Viri en el cielo y me preocupé, ¿estás bien? por favor contéstame para saber que sí estás bien. Contesta aunque sea a mentadas de madre.

Gracias, abrazos,


Regina

Geisha dijo...

Estoy muy bien Regina, gracias por preocuparte, pero creo que esa Viri en el cielo no soy yo, a menos que sea metáfora, jo.

Un Saludo

dante255 dijo...

Te metes en mi sangre/ Como si fueras torrente/ De voces arrastradas/ hasta el insomnio/ Te veo desde lejos/ cuando caminas/ y sientes en tus piernas/ El torrente de voces/ De acompaña/ Así te metes en mi sangre.

Geisha dijo...

¡Soy de sangre caliente!

G Santos dijo...

"los niños genios, cosechados a raíz del taller de Lobo"

Algunos ni tan niños ni tan genios.

Geisha dijo...

Ash, eufemismos y sarcasmos, nada más.