miércoles, noviembre 19, 2008

Amistades

Hasta hace unas semanas estaba segura que lo mío era escribir. Si me volvieran a hacer esta pregunta hoy, lo pensaría mucho, antes de dar una respuesta convincente. La feria del libro inició en Oaxaca. Muchos escritores de talla internacional, como Auster, Hustverd, Goldman entre otros, llegaron a mi ciudad, siempre he creído que todas estas personalidades enriquecen nuestra cultura literaria, hasta que ayer me encontré a una vieja amistad, Emiliano. Poco me faltó para que detuviera mi coche en plena carretera y le pidiera que se bajara, llegó un momento en que se me hacía insoportable su presencia, todo porque comenzamos a hablar de una de sus ‘amistades’, un escritor con el que se va de briago cuando viene a la ciudad. Le dije que su literatura no se me hacía la más brillante y que era muy probable, que con el tiempo se convirtiera en literatura efímera, Emiliano dijo: ‘y tú ganarás lo doble en tú trabajo’, ahí comenzó a colmarme, era evidente la afrenta.
Confesó que se sentía también ofendido que opinara eso de alguien a quien consideraba, su ‘amigo’, en ese instante se me vinieron a la cabeza, todas las aventuras que pasé con él y por lo que lo consideraba mi ‘amigo’, desde las muchas veces que se quedó en mi casa y le di de cenar, las veces que nos contamos nuestras tristezas, cuando fumábamos y nos embriagábamos con cerveza en bares de borrachos consuetudinarios, la vez que estuvimos a punto de morirnos...
Tal vez mi juicio es pendejo, porque no tengo ningún argumento inteligente para aseverar que ese escritor sea efímero, realmente no creo que lo sea, comenzando porque goza de cierta fama por su realismo sucio; pero me hirió más el hecho, que mi amigo, tirara por la borda todos los años de amistad, por un escritor al cuál a penas conoce y del que ha quedado impresionado por su amplio bagaje literario, y su comunitarismo con el alcohol y las líneas.
Emiliano cambió, y por supuesto yo también. Le he pasado muchas, incluso cuando me trata como una vil estúpida, pero no suele importarme mucho que lo haga, porque su ego es tan alto que no me interesa discutir su ‘superioridad’.
Alguna vez le he envidiado (es una envidia que cualquiera debería sentirla), su estirpe cultural, él es un artesano de los telares de lana, su herencia paterna es única y por consiguiente, una fuente que le ha dado de qué vivir y cómo acercarse al arte.
La olas literarias e intelectuales, nos han hecho leer más, ser capaces apenas de tolerar la crítica, sembrar posibilidades para cosechar artistas que no solo sean realistas sucios, afrontar un cambio intelectual entre los pueblerinos; como en mi caso, replantear mi quehacer, porque me falta mucho por vivir, leer y escribir, y por otra parte buscarme nuevas amistades.

10 comentarios:

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

a mi me honraria conocer un pueblerino tan culto como los que ud. ha mencionado a lo largo de su blog, independientemente de uno que otro patán que por alli menciona, la verdad me sigue sorprendiendo que en su entorno haya personas mas interesados en la cultura, creo que acá en el norte nos envuelve la frivolidad y la indiferencia hacia muchas cosas de verdad relevantes.

Besos

Diana

Do the Doo dah dijo...

Deberíamos estarles agradecidos a esos escritores: sin ellos, no sabríamos lo que no hay que leer! jojo

José dijo...

HOLA

Hace algunos dias buscaba informacion acerca de Paul Auster en Oaxaca y me tope con este blog. Leí lo relacionado a Paul Auster y todavia eche un vistazo rapido al blog. La verdad no estoy muy familiarizado con esto (el blog), por lo cual me llevo unos dias tener unos minutos de calma para crear una cuenta (porque si no tengo no podria escribirte) ya que me agrada la forma en la que escribes y sobre todo que compartimos el mismo gusto por leer a Paul Auster. Yo tambien estuve ese dia en la inaguración. En este momento no tengo las palabras para describir la sensacion de estar frente a uno de mis escritores favoritos. Nunca pense verlo tan cerca. Realmente eso que dicen que las cosas pasan cuando menos las esperas, es cierto.
Espero seguir al pendiente de lo que publicas y sobre todo espero seguir escribiendote.

ADIOS

Geisha dijo...

Vale me da gusto José que te des una vuelta por aquí, yo sentí lo mismo, creeme, nunca pensé toparme tan de cerca con uno de los escritores que me gustan (como escribe, luego por se graciosa me va mal con los escritores, ja, ja), lamentablemente la fauna intelectual, (como en todas partes) echa mierda, no faltó el comentario que dijera que Auster no era tan de culto, y que su última novela la había escrito en dos meses... Yo fui feliz porque me firmó mis libros, la verdad me emocioné mucho por todo lo que él simboliza.

iL Hell Dogma dijo...

yo igual llegue a este blog por Paul Aster, me agradan tus narraciones hasta donde he leido.

creo que me volvere un lector asiduo.

saludos

Geisha dijo...

Yeah, no tengo más que agradecer sus visitas y el tiempo que tienen para leer este su humilde blog.

Bienvenido Dogma

Un estertor dijo...

Pero no pierda las que ya tiene.
Las amistades, claro.
Luego se suele arrepentir uno.
Busque, encuentre nueva gente, pero no desintegre por completo el contacto de años.
Luego se suele arrepentir también una. xD

¡Saludos!

Un estertor dijo...

Pues no es mío el cuadro. Pero ni de un modo ni de otro. Vamos, que ni lo he pintado yo, ni lo tengo en propiedad, es decir, que no lo he comprado ni tengo una copia ni nada por el estilo. Que no, que no es mío. Pero, por otro lado, la frasecica sí...
Aaains, ya me gustaría a mí ser capaz de hacer tamaño dibujo. Algún día expondré mi obra por estos mundos del blog. Todo se andará, pero no espere nada parecido a lo que llaman genialidad. Bueno, mejor no espere nada y así alguna sorpresa - buena, mala o peor - se llevará.

¡Más saludos!

Mar dijo...

Me ha tocado conocer personas que cambian cuando conocen o comienzan a relacionarse con gente que es muy apreciada social o culturalmente.

A veces pasa, que entre esa idolatría y afición, otras personas resultan lastimadas.

Pero bueno, supongo que al final uno termina dándose cuenta de que al final tiene más peso una amistad trascendental que una idolatría repentina por alguien.

El Loco Vagabundo dijo...

Hola Geisha... Llegue aqui de pura suerte, siguiendo rutas que no podria desandar; comparto la pena de perder a un amigo por "diferencia de opinion", pero por lo general ( o eso me a pasado a mi) pasa al dejarse de ver surante un tiempo, la vida toma nuevos derroteros y nos hace diferentes, "hay veces en que la vida se convierte en ese mirar atras y ver las veces que uno a cambiado, las muertes porpias y ajenas que uno ha tenido", Atte. El Loco.

P.D.: La frase sino es textual casi lo es y es de Arturo Perez-Reverte en "La reina del Sur".