miércoles, enero 24, 2007

Preguntas

- ¿Te casarás conmigo cuando regrese?
Seamos realistas, desde hace mucho dejé abandonado mi doctorado en lavar trastes, y lo que más detesto es lavar mi ropa cada mes, tener que plancharla porque la mayoría de ella es ropa corriente, además me he vuelto casi incapaz de prepararme de comer cuando no está Chelo o mi mamá.
- Eso se puede arreglar, piensa, ¿no te gustaría tener hijos conmigo?
Me he acostumbrado a masturbarme lo suficientemente bien, tengo sexo porque soy un ser sociable.
-Ves demasiadas películas, no te pregunté eso, es una estupidez, además mija, no creo que quieras estar sola el resto de tu vida, yo desde siempre te he querido, desde que te vi en esa banca donde volteaste y te sonreíste conmigo, desde te acaricié en las calles oscuras y me diste de cachetadas (silencio)… aun cuando me botaste en la cara mi cassett del ‘hagaran’…
Ja, ja, ja, no mames ¿todavía te acuerdas?
- Si, eso no se me olvida.
Hemos cambiado demasiado, ya no somos los niños de secundaria.
-¿Te acuerdas cuando nos besamos la primera vez?
Si, me metiste la lengua y me dejaste los labios todos babeados.
- Era la primera vez que besaba a una mujer, tú fuiste mi primer novia.
Eres un mentiroso, siempre fanfarroneaste que habías tenido muchas novias.
- Era un mentiroso, pero aunque pasan los años nunca te he olvidado, y ahora que estoy lejos lamento que nunca hayamos llegado a más. ¿Me sigues queriendo?

Ahí comencé a pensar, cuantas veces he evitado hacer esa pregunta, cuantas veces suplico a mi débil sentimiento no pronunciarla, para no escuchar una respuesta forzada obligada a mitigar una mentira. Pero también pienso cuando me cuesta responderla sin sentirme culpable, y deseo que esas palabras simplemente fluyan, simplemente salgan sin necesidad de contestar una pregunta.

Si, si te quiero.

Geisha

9 comentarios:

LAMILAGROSA dijo...

A veces se nos llena el cuerpo de cobardía.Creo en su caso señorita es temor a volver a perder algo que se ama. Piérda el temor, al cobardía y dese chance porque de lo contrario, pasas más de cuatro año rechazando a cuanto hombre se te ponga enfrente argumentando que ninguno te hace sentir mariposas en el estómago.
Dígalo sin pensarlo tanto Geisha y ya después a ver qué pasa.

Bob dijo...

Geisha preciosa las respuestas tu las tienes, tu corazón y tu cerebro son los que tienen el placer y el dolor de saber cuanto puedes ganar o cuanto puedes perder.

Recuerda que nunca se sabe cuanto se puede perder o cuanto se puede ganar si no se entra al juego, porque la vida misma,termina siendo tambien un juego.

Oskar dijo...

y quien sabe la respuesta a la milenaria pregunta...
de lo que estoy seguro es que se puede vivir con una sola persona para siempre... mis abuelos son testigos...
Creo que quien puede orientarte eres tu frente a un espejo que te muestre el corazon... como sea besos.
visita http://interludio2.blogspot.com

YouL dijo...

gracias por remover una vieja herida!!

chingao!

Unknown Soldier dijo...

Amiga Geisha:

O se ama locamente... o no se ama.

Cuando uno tiene tiempo de hacerse preguntas... es porque no se tienen respuestas.

Lo peor que puede pasarle a una persona es ver transcurrir la vida al lado de alguien que está ahí porque fue el menos malo...

¿Estaré equivocado? Quizás..

Un abrazo

Geisha dijo...

¡cuanta razón!

Venezolano1975 dijo...

Que lindo!!! Geisha. GO ON.

YouL dijo...

pues yo me enamoro como los hombres inteligentes,

como un complèto idiota.

Horus dijo...

O sea que los enamorados como idiotas somos muchos, según leo... :)