domingo, enero 28, 2007

De sueños de conductores

Si, lo acepto, soy un cafre, una horrorosa reproducción de los duros comentarios donde la misoginia se exhibe en su máxima expresión, snif, snif… más de una vez he arrancado el coche con el freno de mano puesto, he andado más de cinco metros en la noche con las luces apagadas, y he avanzado en seco en tercera con el track track, se me ha apagado en las subiditas cuando el semáforo marca verde y de dos o tres ocasiones me he salvado de morir estampada por mis imprudencias.
Además qué decir de estacionarme en reversa… que para evitar hacer ridículos, lo dejo cuatro o cinco cuadras antes de mi destino, ja, ja, ja.


En algunos blogs he encontrado a muchas mujeres que se dicen buenas conductoras, lo siento, este no es uno de esos blogs escritos por buenas conductoras, sino por una suicida al volante que intenta aprender a manejar decentemente. Digo, hay gente a quienes se les facilita, pero considerando que yo no tengo auto propio, pues lo tomo cada vez que puedo, entonces díganme si no es difícil ser buen conductor cuando apenas y lo tocas.
A excepción de esta rica semana en la que mi hermosa mamá se fue de viaje, y ahí voy, con las mentadas de madre encima… naah no es cierto, ya aprendí, ya aprendí, por lo menos a no provocarlas; estos días me fui al cine, llegué tarde a casa, fui a dejar a la Lolis y hasta se animó a salir en la noche conmigo, por lo menos para el cafecito con plática incluida. Además hoy hice un miniviaje a Ocotlan, donde la carretera está de la super chingada por sus curvas, ciertamente ahí uno de mis cuatitos se accidentó y su cochecito fue pérdida total, afortunadamente no pasó a mayores, más que unos cuantos golpes, y que siga manteniendo viva la esperanza de restaurar su otro super auto clásico (¡¡ay ternurita!!).



(no pude evitarlo, pero se me hizo super fotografiable, la del zapato rojo, esa soy yo)



Desde que lo conozco tiene esa idea, su bronca comenzó cuando la caja de velocidades no le funcionaba, tardó años, años y más años para encontrar otro carro igual de destartalado al suyo para ponerle la bendita pieza, tendrían que ver a ese tipo empeñado en reavivar un auto casi chatarra, nunca he visto a un hombre tan enamorado de hacer algo, creo que ni enamorado así de una persona lo he visto.
Hasta hoy se me hizo conocer al tan valioso auto, que cómo el Principito que cuida a su rosa, este lo hace con su cacharro, cosa más tierna en un hombre de 25 años de edad no he visto, lo juro, no he visto algo así, más que en Malcom donde inevitablemente me burlé del moquito cuando intenta arreglar su primer clásico.
Desde que conozco a Hiram jura y perjura que cuando tenga listo al ‘Thunder’ irá hasta mi casa para invitarme a salir, y con ese brillo en los ojos que le noto me dice: ‘te imaginas… cuando estén tapizados lo asientos en blanco y brille, y ese rum rum, me haga ver más tipo, todo un papi, será super chido…’, ¿quién soy yo para bajarlo de la nube? Sólo sonrío, le confirmo con mi cabeza; y pienso: si, cuando el Thunder esté listo yo seré una excelente conductora. Dijera el dicho: Soñar no cuesta nada.






Geisha

10 comentarios:

Pablo dijo...

parece de los principios de los 70's, con el motor 429... como no va a estar enamorado?

Geisha dijo...

Ja, ja, ja, no pos si, pero yo la verdad prefiero uno nuevo.

Venezolano1975 dijo...

Muy simpático tu post, como todo en la vida la practica hace la perfección y para aprender hay que caer...pues cae aquí!!!. jejejeje no ese es un chiste de aquí, disculpa. Lindo que tenga su ilusión de reparar ese carro que ya es todo un clásico, y cuando lo tenga listo te lo prestara.
Saludos
José

YouL dijo...

jaja, me recodò a mi viejo buggie, y una rola del Delgandalla (cuando era bueno y no tenía pelo).

Modelos Antiguos
-F. Delgadillo

Tuve un auto no tan nuevo
que se quejó como yo
de vivir en este sitio
que jamás nos regaló
nada que no nos
mereciéramos ganar
alguna vez,
los que aquí nacimos
siempre hemos sabido
como es.

Por eso imagina
que también conozco bien
la historia de un buen
amigo
que ha querido ser chofer
de un auto que dejó su
padre
por si un día se hacía
mayor.
y con un poco de suerte
le conseguía algún motor.
todavía no trae motor.

Cuando se sube a su coche
e imagina conducir
siempre comentando que
un buen día se largará de aquí
realmente creo que siempre
ha sido
su más completa ilusión.

Agarrar el volante y dejar
la civilización diciendo:

Corre como el viento, anda
échate a volar.
déjame mirar que todo va
quedando atrás, sí, muéstrame
que los caminos sirven para
despegar.
quiero sentir el viento
y probar la libertad.

El subirte en este coche
te deja la sensación
de que cambiaste de tiempo.
y mirando tu alrededor
podrás hallar, cada accesorio
luce próximo a arrancar
a probar la carretera
huyendo a gran velocidad
mientras dices.

Corre como el viento, anda
échate a volar.
déjame mirar que todo va
quedando atrás, sí, muéstrame
que los caminos sirven para
despegar.
quiero sentir el viento
y probar la libertad...

El tipo tiene mil cosas
que le dolería perder.
y también está el trabajo
que le ha dado de comer.
Por eso, sube al carro
descompuesto
que le ha de llevar
e igual que el auto sin
motor
siempre abandona su lugar.

Tal vez un buen día arregle
el carro y se pueda ir
tal vez no lo arregle nunca
y le miremos por aquí
como una de tantas historias.
que mejor sería olvidar.

lo sé porque cuando subo
un coche
siempre me da por cantarle.

Corre como el viento,
anda...


*desviaciones de la canción informal, 1992

Oskar dijo...

hey.. los autos son algo (junto con las mujeres) que nos cuesta trabajo no hablar y amar...
yo amo mi clio 2004 ... me dejo sin desodorante un par de meses.. pero es mio.

Geisha dijo...

¡oaxacos tenían que ser!
A mi buen compa le encanta el Delgadillo, y precisamente el auto que destrozó era un clio.

Unknown Soldier dijo...

Geisha:

Lo bueno de tener carcachas es que uno puede decir que son "clásicos de colección". Aunque viendo la foto puedo decir que para rehabilitar este solo falta... TODO... O que de plano los visite Xzibit . Pero seamos realistas: eso no pasará.

Yo ni sueño con coches,ni me enamoro de ellos. Simplemente los trato como lo que son: Máquinas.

C'est tout

Xoconoxtle Cósmico dijo...

La practica hace al maestro. pero... si el hábito no hace la monje y la práctica es un hábito??

Sepa.

Ya si no parendes bien le pones unas llantas cuadradas.

Sator dijo...

Malcolm me encanta, de hecho es lo único que veo en la tele, me recuerda mi infancia, aunque su famila es es menos disfuncional que la mía.

Diana dijo...

Caray...creo que me perdí con los comentarios...Sator habla de Malcolm, el de en medio...pues yo prefiero al que menciona SOldier, el que anda por la vida " enchulando" máquinas, todos son clásicos "enchulados"!!...

Saludos!

Diana