domingo, diciembre 13, 2009

Reencuentro

Todo aquel que lo pregunta, le digo que sí, Eduardo es mi novio, no me esmero en sacarlos del error. Me atavié en traje regional istmeño, entré a la fiesta del brazo de mi acompañante vestido de guayabera.
El pueblo es pequeño, algún día se tiene que ver a la gente que ya no se desea ver. Luis estaba en el mismo lugar, unas cuantas sillas cerca de mí. Tardé en percatarme de su presencia, lo descubrí porque su esposa llevaba una falda de organza y un huipil con bordados geométricos, nunca la había visto, me encontré con los ojos de Luis en mí, mientras bailaba con Eduardo.
Con vergüenza esquivé su mirada, aunque la curiosidad me carcomía. Si hubiera podido hablarle por unos minutos… eso es innecesario, tal vez la explicación a mi desaparición en su vida, era evidente:
No corazón, ya no estoy dispuesta a tolerar a un hombre comprometido, ni a alimentarme de migajas, ni a estar disponible cuando ella lo decida, por eso perdí el teléfono, por eso nunca contesté a tus correos, por eso evité todo encuentro que me haya puesto en tentación. Ya no me interesa completar mi amor propio, con lo que te sobra, con lo que no puedes hacer con tu mujer en la cama, con la dosis de placer que depositabas en mi cuerpo.
Lo siento por mí, lo siento por el tiempo que he perdido de mi vida en tu vida, donde nunca tuve nada que hacer, donde no debí alojarme ni por error, me perdono y le pido perdón a ella, aunque nunca lo sepa.
Le pedí a Eduardo que me abrazara, que tomara mis manos, que alimentara ese error, que me dijera ‘mi amor’, para que no te enteraras que sigo sola.
Sonreí en toda la fiesta, evité voltear hacía tu lado. Cuando salí, Eduardo, mi primo, hizo preguntas que no pude responder, y me dijo que mientras tu esposa no te veía, no dejabas de mirarme.
A veces las despedidas se quedan en reencuentros, sin palabras claras, con algunas mentiras de por medio y deseos contenidos.

6 comentarios:

Lumediana dijo...

espectacular! me quedo sin mas adjetivos
Lumediana

Bob dijo...

todos los días busco una nueva nota tuya, ahora tardan un poco, pero cuando aparecen... Son verdaderas joyas.

Besos

Bob dijo...

todos los días busco una nueva nota tuya, ahora tardan un poco, pero cuando aparecen... Son verdaderas joyas.

Besos

Geisha dijo...

Lo lamento, quisiera escribir diario, pero a veces creo que ya no puedo decirlo en el blog.

Jorge Ampuero dijo...

Cierto. Hay un interno deseo contenido en cada despedida.
Interesante blog.

Saludos...

DIANA dijo...

Querida...por favor cuando te conectes al msn contactame si? necesito decirte algo.
Besos