martes, mayo 19, 2009

Quehacer

Limpiar la casa la considero una actividad metafísica. Quisiera que como tiendo la cama, limpio el polvo y tallo los azulejos del baño, pudiera rehacer o limpiar esos pasajes de mi vida que me parecen vergonzosos.
Como ya lo habrán leído, si algo me molesta de mi mamá es que no acomode las cucharas en el cajón de utensilios.
La cama destendida de casi una semana, no me ha causado el mínimo remordimiento y la mesa del comedor ha sido invadida (como siempre en mis etapas de empacho informativo) por un desorden atroz de revistas, fotocopias, libros, listas… el sólo pensarlas me provoca una actitud de resistencia al orden terrible. No soy una mujer ordenada.
Creo mi único placer de proletaria, es comer en casa. No importa que sean dos tortillas y un plato de sopa, estar sentada en la mesa y la silla vieja de mi casa es suficiente, porque es el único lugar donde no tengo que hablar con nadie por obligación y donde no tengo vomitar choros verbales de teorías y procesos de aprendizaje, que simulo saber para que me den chamba.
Creo que me conformaría con tener un trabajo más simple… pero ahora que lo pienso tampoco quiero regresar a las jornadas exhaustivas de ocho horas, para ganar menos de lo que consigo en dos. Ya no quiero regresar a lavar trastes, tender camas, servir comida, contestar teléfonos, y todo tipo de labor enajenante.
Hace rato leía al Fer, y¡ caramba! También soy un ser arrastrado por una ola dañina de apatía, automatización…ya, ya, no todo es tan malo, puedo fumar en mi cuarto, dejar la ceniza en el piso y barrer cuando se me dé la gana, en compañía de radiohead.

7 comentarios:

Alkimista SuperEstrella dijo...

Mirá que...

Yo no hago el quehacer en mi casa desde hace un mes...

Hay cuatro cadáveres de cucas en un rincón del cuarto...

Y si, yo tampoco quiero volver a jornadas de 16 horas (de éste lado así son) para ganar menos de lo que gano en 8... O 9... Saabe... La cosa es, que soy dueño de mi propio territorio, lo tengo como a mí se me hincha la gana y lo mejor de todo es que no tengo empacho en invitar a gente...

La invito, pero nunca va...

Cheers...

Oskar Castro dijo...

Si te gusta tanto comer en casa por que para festejar siempre quieres comer fuera???

Karlis dijo...

A mi también me gusta la sopa con tortillas!!

Geisha dijo...

Alkimista

Mmm, pues hay que barrer las cucarachas para que te visiten, ja, ja, ja.

Oskar

No te quejes, porque tú opinas lo mismo de la comida de tú mamá y nunca me has invitado a comer a tú casa.
Además, cuando me invitabas a comer hace muuuucchooo, tú eras el que proponía comer fuera.

Karlis, yeah, las tortillas son la neta del planeta. ¿si o no?

iL Hell Dogma dijo...

por cierto que en Oaxaca hay unas tortillas gigantes que vi en el mercado. de esas siempre comes o tambien existen en tamaño normal ??

El Loco Vagabundo dijo...

No hay nada mejor que comer en casa, estoy de acuerdo, hace mucho que lo hago y no hay nada mejor, ni siquiera el mejor restaurante del mundo, más que nada por la sobremesa que se puede transformar en comida o cena, dependiendo del momento.

Atte. El Loco.

El Loco Vagabundo dijo...

No hay nada mejor que comer en casa, estoy de acuerdo, hace mucho que lo hago y no hay nada mejor, ni siquiera el mejor restaurante del mundo, más que nada por la sobremesa que se puede transformar en comida o cena, dependiendo del momento.

Atte. El Loco.