jueves, diciembre 28, 2006

Teibol

¿A poco Tino se te declaró?, con la cara de putito que tenía, ¡quien lo dijera que estuviera enamorado de ti!
Me acuerdo que cuando era una niña, él, vendía avón y sus modales se me hacían chistosos...

Estaba escribiendo esto de aqui arriba, pero se me vino a la mente otra idea y obviamente cambié de tema... así que salió lo de aca abajo.

Siempre he creído que cada quien tiene su forma de erotizarse y en lugares específicos, como por ejemplo un teibol (table pues), donde cuerpos desnudos cobran caricias por la ficha que vale una cerveza. En mi caso, mi teibol preferido es la sala de narrativa de la biblioteca del IAGO, hoy como muchas veces me han asaltado pensamientos recurrentes que ocasionan ‘escritores indecentes’ y vergas duras, palabras sabrosas que calientan fácilmente la entrepierna del deseo.
Desde hace algunos días, mi ansiedad se ha transformado en una tortura de pezones adoloridos, y cada vez que me encuentro sola en mi lugarcito, que no cambio por nada en la biblioteca, no puedo evitar esa imagen: tendida sobre las mesas con las piernas en forma de triángulo sin un lado completo.
Pero se preguntaran ¿por qué esta jodida mocosa hace una comparación de un teibol con una biblioteca?, pues para mi aunque parezca sencillo de explicar, me produce un desden impotente por no poder hacerlo cuando se me antoja, claro, nunca deja de ser agradable salivar y congelar la mirada para visualizarte haciéndolo; pero sigamos con eso de la autosugestión… los libros provocan (claro, algunos), por ende que las bibliotecas sean los teibols del erotismo ‘elitista’, (digo, suena feo y marginal, pero no cualquiera se cachondea con letritas), las palabras provocan a los sentidos y que decir del sexo que es tan mimoso y chacotero y tan fácil de provocar, si bien a los hombres a una linda erección debajo del pantalón, o a las mujeres con una diminuta fuente acuosa más allá del monte de Venus….¡otra vez me salí del tema para abundar en mis intentos de descripciones erotómanas! Pero sigamos…. Las palabras se convierten en metáforas de sexo, y con ello podemos obtener un gran gran resultado: el erotismo y la poesía, pero no crean que soy tan brillante para descubrir eso, no, esto lo dijo el Nobel de nuestra gloria mexicana en literatura: Octavio Paz en la ‘La llama doble’.
Si alguien se le ocurriera revisar mi computadora apuesto que se llevaría una gran decepción de no encontrar muchas cosas comprometedoras como videos porno, hombres desnudos, copulas magistrales, manual sobre posiciones, o cosas así, bueno, ahora que lo pienso, si tengo mis leves perversiones escondiditas como esas sabrosas erecciones dedicadas en mi nombre… jo, jo, jo, esta bien, esta bien, lo acepto: si tengo cosas comprometedoras ¡pero uno es humano! ¿Qué se le puede hacer a eso?
Hoy la turbación plus fue desquiciante, se me ocurrió pasearme un rato por algunos librillos de Rubem Fonseca; cual fue mi sorpresa que la píldora iracunda y animal me tuvo por muchas horas perturbada, buscando un lugar privado para presionar esos botones erógenos que a una le hacen parecer incendio sin poder apagar.
Con las letritas en su justa medida de perversión, indecencia, animal, sexosa, o como quieran llamarle, la imaginación te da el grado pornográfico adecuado, ilimitado, cada vez que uno quiera; y lo mejor de todo, es que es de uso personal y sin que nadie se entere, además te pueden ver tranquilamente degustando de la lectura de un libro, que te hace ver inteligentoso, pero muy adentro sabes que te esta chaqueteando bien sabroso la calentura del cuerpo.
Realmente quería escribir algo acorde a las fechas navideñas, pero nada interesante salió, además que hoy me anduve cocinando las habas por escribir alguna chaquetita mental que deliberadamente descargara ese deseo contenido.
También desde hacía tiempo no escribía algo sexoso, dado que le di la dirección a gente que me conocía y me daba penita que me leyeran así, pero ya se me irá quitando, mejor dicho, ya me irán conociendo.

Geisha

9 comentarios:

Pablo Perro dijo...

Nada mejor que una buena chaqueta bibliotequera... Aunque yo eligiría otras letras.

Venezolano1975 dijo...

Feliz año nuevo amiga mia, que la pase de lo mejor junto a sus seres queridos.
Saludos
José

Clandestina dijo...

Hola mi Geisha...
gracias por el mail. No pude evitar la morbosa tentación de escribirle por aqui...
confieso que también poseo erecciones dedicadas a mi nombre..jeje y que muero de ganas por conocer a esa "jodida mocosa" que esconde a una Hermosa Mujer...

Ya pos pondremos de acuerdo haber como y donde, he?

Se cerró el ciclo de las Confesiones, pero NO dejo ni dejaré de leerla, es un vicio demasiado placentero..no cree?

Besos

Diana

Clandestina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xoconostle Cósmico dijo...

Amén hermana, amén!!!!!

marches! dijo...

el otro dia mis amigos revisaron mi compu y me acusaron de ser una enferma sexual.. pq tengo muchas fotos medio sexosas.. pero todos tienen ropita!
saludotes

Carlo Ponx dijo...

Saludos Geisha. Por eso mismo dice Octavio, en ese mismo libro, que "el erotismo es una poética corporal y la poesía un erotismo verbal". Cómo me gustó ese libro, chingao!

Saludos, mucha suerte y que sus deseos (y "el Deseo") dejen de serlo y puedan realizarse este año que viene.

Mengeable dijo...

oh!!!!! ingeniosisismo solo esperemos que el adecuado aumento de visitantes pseudo intelectuales a las bibliotecas sea debido al motivo de conocimiento ... espera que clase de conocimiento... digamos de indóle mucho más academica...
a mi me ha provocado correr a buscar alguno... aunque hace mucho que lo tenga en el librero...

Beaner dijo...

Hola Geisha!!! Tengo tiempo de leerte pero no me habia animado a escribirte pero aqui me tienes....me encanto este post...y quiero que sepas que soy tu fan!! jejeje saludos desde chilangolandia!! Feliz año!!!!