miércoles, septiembre 01, 2010

Aprendo a vivir en septiembre

No entiendo mi masoquismo cinéfilo, ustedes perdonarán, pero una de mis debilidades es llorar y llorar cuando una película me gusta.

Nunca olvidaré ese llanto insaciable de 'Dancer in the dark', con mi amada Bjork, y bueno la infinidad de pelis malas y buenas, que han movido un tendón muy sensible de mí que me produce un drama anímico incontenible.

Ayer vi una peli, que por obra de la casualidad es nuevamente sobre Irán, digo nuevamente, porque mi primer libro en ingles que he leído es Persépolis de Marjan Satrapi, mi jefazo es mitá iraní, y hasta apenas que leí el periódico don Fidel Castro hablaba de Irán y del estado más peligroso que vive la humanidad, el 9 de septiembre se aproxima  y  la ONU pone plazo a Irán que esta vez, a diferencia de Irak hace unos años, si tiene armas nucleares.

No saben cuánto me ha costado leer Persépolis, y no porque sea mi primer libro en inglés, sino porque algunas veces que lo leía, me causaba un terrible dolor de cabeza. Hace cuatro años Oaxaca, vivió un conflicto ciudadano que en México fue como la primera revuelta del milenio, para nosotros fue un conflicto que sirvió para nada, ni el gobernador se fue y los maestros terminaron aceptando quien sabe qué acuerdo, que obviamente no logró que cambiaran significativamente las cosas de su estado anterior.

Apesar que la dimensión del conflicto en mi tierra natal, no se compara con el estado de guerra que viven los países musulmanes  en los últimos años,  después de más de un año de vivir entre barricadas, un estado de derecho nulo, una tierra de Dios ingobernable, aprendimos que la violencia, la crisis, el desempleo son los peores males para una comunidad (deporsí ya jodida), pues les decía, leer Persépolis, fue como recordar todo eso, los rumores, las matanzas, el puto miedo, la radicalización de la gente, las marchas; fuimos una familia afortunada porque nunca nos pasó nada grave, pero vivir con miedo ha sido una de las cosas más terribles que nos haya pasado a todos los oaxaqueños.

La película que vi ayer,  'The kite runner', es la historia de dos niños iranís, uno rico y el otro hijo de la servidumbre,  el drama comienza cuando en una jornada de vuelo de papalotes, el par de amigos logra derribar a los otros competidores, el niño pobre busca el papalote de la victoria, pero ¡oh my God! No les diré qué es lo que ocurre,  esta vez no pude llorar, esta vez di gracias al cielo, porque sigo viva, sigo escribiendo sin traumas serios, porque conozco la paz, porque tengo una familia hermosa y muchos amigos.

Alguna ocasión leí un cuento de Roberto Bolaño sobre una costumbre en India, donde eligen a un niño para que por un año represente a un Dios, le dan  todos los lujos y comodidades, pero después de ese año el niño es castrado y relegado a la prostitución.

Esa costumbre se ve en la peli 'Slumdog millonarie', otro caso que suena parecido son ‘Nacidos en  el burdel’, un documental, sobre una fotógrafa estadounidense que trabaja con hijos de prostitutas y les da  clases de fotografía, pero el proyecto educativo termina siendo un proyecto que contribuya a que esos niños no tengan como destino, el oficio de sus madres.

Me gustaría nombrarles todas esas películas que he visto sobre Israel, Palestina, Afganistán, sin duda han sido retratos duros de guerra y resistencia, pero que a través del cine he podido conocer o por lo menos imaginar,  una pizca de esos problemas bélicos y absolutamente radicales, que me han  dado qué pensar, y me hacen valorar  que mi situación es muy afortunada.

Resientemente vi un documental ‘Quest for honor’ sobre mujeres de Irak, que son violentadas o asesinadas por cuestión de honor, donde los esposos, padres, hermanos son los agresores, lo que resulta imperdonable en cualquiera de los casos.

Estas películas si son mucho más rudas que cualquier refrito del holocausto, Hitler es un tema cinematográfico que ¡me trae hasta la madre!, así que evito perder mi tiempo en ver cualquier película sobre el tema. Y ahora yo les pregunto ¿Cuántos musulmanes han muerto a causa de los judíos?

El 9 de septiembre se acerca señores, nací en 1983 y desde que tengo memoria en el televisor he visto la suficiente sangre como para que ahora, a mis 26 años, ya no pueda  seguir llorando por mero entretenimiento, sino ahora si de verdadero horror, lo vi en una escala muy infíma hace unos años, lo vimos en 2003 con Irak... sé que mis buenos deseos y mi optimismo, son insuficientes para cambiar al mundo, seguimos siendo un raza salvaje, con nuevos juguetitos y muchas justificaciones para seguirnos  matando.  

¡Bienvenido 2010! En México tenemos celebraciones de centenario y bicentenario, sin duda spetiembre es un mes interesante, muy interesante…

4 comentarios:

@actvservidor dijo...

El arte es un instrumento para meterte en la cabeza del hombre, por la vista, por el oído, por cualquier sentido, y sembrarle un sentimiento. El arte es un instrumento de paz.

saluos, artista!!
(y un abrazo, que estés bien)

Geisha dijo...

Gracias! Primeras letras de la mañana que leo !!

Geisha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zito dijo...

Como se dice por ahí, el único depredador del hombre es el mismo hombre.
Y felicitaciones por el 9 de Sept XD