lunes, abril 19, 2010

Historia tras historia

Por momentos me agarra un miedo bruto por la escritura. ¿Ustedes se han puesto a pensar qué pasaría si alguno de los hombres de los que he escrito me leyera?
Del Gordo he hablado mucho.
Del estúpido, imbécil que me trajo como boba dos años también, pero él nunca se enteró que escribía.
El Gordo es el único que aguanta vara, y hasta se divierte con ello, pero ¿se imaginan qué sería de mí, si el tipo de hace años, que me dejó con ganas, leyera ese relato en el que lo balconeo porque tiene una cosa chiquitiiiiita, o de plano no aguanta nada?
Uno nunca sabe que tan letal puede ser herirle el ego a un hombre. Afortunadamente estoy lejos.
Hace unas semanas me pasó algo similar, y por un momento estuve replanteando la existencia de este lindo espacio, tan mío, tan íntimo, tan tan tan…de nadie y tan de mis senos, que nadie los toca a menos que sea con lindos y delicados lengüetazos.
Pues si, resulta que un susodicho leyó algo que no debía leer ¡Dioooos! ¿Por qué me hiciste escritora? ¿Por qué? ¿por qué? ¿por quéeeeee?
Era un relato que me gustó mucho, y al instante lo borré sin dejar una sola copia en mi blog, luego me enteré que ese cuentito había sido publicado en una revista de Oaxaca donde colaboro, pues imagínense mi paranoia, si hubiera podido quemo todas las revistas, pero ya era tarde, el susodicho ya había leído el relato, y supongo toda su familia compró la revista…
Desde mi primer publicación en un medio masivo, ya hacen diez años, no me pregunten qué cosas escribía (porque si encontrara algún texto de aquellos, al instante lo quemaría). Las letras nunca ha sido buen negocio, por lo menos no en este país, pero eso siempre me ha abierto las puertas para conocer a gente que tiene gustos afines a los míos.
La semana pasada comí mole con Modi, uno de mis cuates de la red desde hace unos años, me presentó a su hermano Enrique, once años mayor que él. Dos minutos bastaron para que Enrique se convirtiera en mi ídolo.
Modi tiene 58 y Enrique 69, era impresionante ver cómo alguien a través del deporte puede conservarse tan bien, además de ser excelente cocinero y con una amabilidad extraordinaria. ¡Yo quiero llegar a esa edad con ese carácter y esa condición física!
También hablé largo y tendido con Bob (otro de mis amiguis de la red que tiene el mismo calibre), para explicarle sobre uno de mis corajes atorados que tienen que ver con esa idea tonta de tenerme miedo, cosa de risa, porque soy una mujer casi inofensiva.
Perdón, perdón, me desvié mucho del tema, que era hablar de hombres. Podría hacer un listado fantástico de todo aquello que nunca ocurrió, de todas esas situaciones que deseaba con todo el corazón y la vagina, pero nunca pasaron y si pasaron fueron mejores en su fantasía.
Hablaría del sueco delicioso y perfecto, del francés empalagoso, del ruso grueso y tuerto, de Emiliano chapulín sexual, de ese pintor ínfimo por el que ahora ruego no volverme a encontrar… ¡qué carajos! La verdad es que si quisiera volvermelo a encontrar.

¿Cuál de todas esas historias fue cierta?
La verdad es que ya no lo sé.

4 comentarios:

Javier dijo...

pues hubieron varias oportunidades en los que replanteé la idea de mi blog pero en el fondo sigue siendo el mismo :)

DIANA dijo...

Mi Geisha!...

oyeme no...Bob no tiene el calibre que Enrique...o si?? =O LOL

Entiendo perfectamente tu paranoia en ese aspecto, caso concreto porque me sucedió a mi recientemente y quedé totalmente frikeada, cuando una persona de mi trabajo de la que yo he escrito barbaridades me dijo que leia mi blog, OMG!
Por esa misma razón dejé de escribir en el periódico de mayor circulación en mi área, y mira que no basta con que uno cambie nombres reales..que mieeeedoooo!!...jajaja Y eso que aun no escribo que mi ultimo exnovio es quien la tiene mas chiquita, eso seria demasiada decepción para su corte de admiradoras.LOL NO, mejor eso no lo cuento.jaja!!

Besos!

@actvservidor dijo...

Nadie -o bueno ya, a lo mucho 3 personas- de mi entorno saben que escribo un blog.

Y tienes razón, es por esa razón que cree "@actvservidor", para escudarme de que un día pase lo que no debe pasar... SER DESCUBIERTO.

saluos!
(ojalá un día los conozca...)

EL PINCHE LOCO dijo...

solo yo existo, lastima que estamos tan lejos jajajajajajaja