lunes, julio 21, 2008

Guelaguetza ponchada

Ando de malas, por enésima vez se me ponchó una llanta, ¡ash!, no tenía ni un peso en la bolsa y peor aún, tampoco tenía saldo en el teléfono. Enrique estaba trabajando y el tarado de mi novio (o si, porque ahora ya tengo novio, pero esa es otra historia) ni siquiera sabe manejar, contimás cambiar una llanta, ¡para los apuros están buenos!
Tuve que ir a casa de Denis, para que me sacara del problema. Justo hoy me tenía que pasar, hoy que la ciudad está loca e infestada de gente por la Guelaguetza. ¿Alguna vez he mencionado que odio estas épocas?, mi parafernalia de ver el chingomadral de turismo, me pone de malas. Es mucho más deprimente ver que cada veinte metros hay un puto bache en las carreteras, luego ¿por qué se nos ponchan las llantas? ¿a dónde se van los impuestos? Si algo me parece evidente es que la contribución más alta de los particulares, es el que cada año se paga por la tenencia de un carro, ¿en que otro país del mundo existe esta explotación gubernamental?, digo no andaría resongando si de verdad ese dinero se reflejara en el buen estado de la infraestructura estatal pero no, cada vez hay hoyos y más hoyos en las carreteras.
No lo había pensado antes, pero hace años que no voy al lunes del cerro. Porque cuando hice una fiesta en mi casa, para festejar un cumple de mi mami que gracias a la ayuda de la familia, se hizo la comilona; entendí lo que era la guelaguetza. Oaxaca no es solo gente bailando, ante miles de turistas, portar un traje regional es un orgullo nativo, no de exhibición turística.
En mi caso, me jacto de pregonar mi identidad istmeña, vestirme de terciopelo y flores con mi traje de tehuana, es lo máximo cuando vas a una vela, y no para ser motivo de archivo fotográfico, sino para lucir la belleza identitaria en una fiesta regional.
Me siento enojada, ahora que los hoteles están llenos, hay más mendigos, hay más niños vendiendo en la calle, hay más indígenas tocando sus instrumentos en el andador mientras los extranjeros se maravillan por tan ‘extraordinario espectáculo de la pobreza’.
El miércoles, obligadamente a la fuerza (si, porque soy niña virtuosa que ya no gusta ir a esos lugares, ja) me invitaron a un bar, y había un niño de menos de diez años vendiendo dulces y cigarros, ¿se imaginan?, ganas de golpear a sus padres por hacer semejante pendejada con un niño, no me faltaban.
Hoy en un semáforo, una tipa en pleno sol estaba con un bebé pidiendo para la leche del niñito, como un acto autómata pensé que me vendía algo y dije ‘no gracias’, evité verle a los ojos, todo el tiempo evito ver a los ojos a esa gente, porque no puedo contenerme el coraje. ¡Chinga! si los adultos quieren andar de mendigos pidiendo, es muy su puta dignidad y libertad, habrá la gente que por expiación propia les dará una moneda (yo no), pero que tengan a sus criaturas como chantaje emocional al peatón ¡no se vale verga!
Urge que hagamos un proyecto de nación, no que todo el tiempo se esté echando la culpa al gobierno, porque lo que tienen de inútiles e incompetentes, lo tenemos más los ciudadanos por no comenzar desde acciones pequeñas, me he de pelear con un moustro invencible ¿y saben cuál es? Uno mismo, uno mismo, sigo enojada. Se sacaron cien lanas por cambiarme la llanta.

3 comentarios:

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

Hola Mi Geisha!
Mira, eso que describes de los niños es muuuuuy común en mi región, tanto en Torreón como en Gómez Palacio, que independientemente que sea COahuila y Durango esa situación es lo mismo, hay mucha gente del sur (indígenas) que se apostan en los cruceros con un calor infernal de cuarenta y tantos grados y con los bebés a cuestas o en otros casos las mamás descansan y los niños piden limosna.
De hecho hay campañas aqui donde alientan a los conductores a NO dar dinero a los niños, pues algunos pequeños son viciosos.

Acá la mayoría de los vendedores ambulantes son sureños y la mayoria de la gente los ve con desconfianza,(portan walkie talkie)para echarse "aguas" cuando hay decomisos, quien los patrocina o quien los trae?.
Llegando fechas importantes,por ejem.16 sept.invaden las esquinas con las banderitas y chucherias, pero bueno, le ponen folcklor a las fechas, pero...los que se te atraviesan al paso de los vehiculos en pleno crucero del periferico??
Por otro lado, aqui una desponchada en una vulka cuesta 15 pesos..jeje vaya contrastes!!

Besos!!

Diana

nico dijo...

oooohhh perate perate nomas no me vayas a pegar eh???
tsss morra, relaaax, bueno si no queres no pero mira, yo opino lo siguiente:
1.- mi reyna, cambiar una llanta es de lo mas sencillo, yo creo que en el siglo XXI ya no es ms visto que una mujer sera autosuficiente y que sepa cambiar una llanta si se encuentra necesitada de hacerlo.
2.- corta a tu novio, me puse celoso por que la wera nos quiere de pareja y yo estoy mas guapo :P o bueno de perdido dile que no sea tan… inútil? o.Ó
3.- aaaa que chido es Oaxaca, sabes? Yo conocí mucho pero no de lo turístico, llegué hasta Santiago Yucuyachi, que esta después de Tamazola que esta después de Mariscala que esta después de… no se de donde, estaba perdido pero vives en un estado precioso, el turismo si, es cierto todo lo que dices pero deja dinero así que fría y objetivamente, tu idealismo no le va a dejar mas dinero al estado, cuando menos no tanto como necesita y además yo quiero ir por que como breviario cultural vale la pena. Que chido que para ti sea un orgullo usar las prendas características de esa región, a mi me gusta todo lo mexicano y eso no es la excepción, entonces hay quienes buscamos ir para poder apreciar todo aquello que hace que valga la pena, no nada mas la pobreza.
4.- ya se me olvidó
5.- ah ya me acordé!!!
6.- prame se me fue :P
7.-…
8.-… ah ya, pero en este mismo punto, eso de los mendigos y la gente que osa sobornar emocionalmente al peaton con el uso de infantes casi muertos de hambre, bueno comparto tu opinión, solo que yo si los puedo ver a los ojos e igual no les doy nada. Mi papá metió a una fulana en un pedo, creo que la chingo super feo por que tenía a un niño de menos de un año pero rentado, para pedir limosna entonces esta cabron, maldita sociedad esta que nos tocó.
Yo me uno a ti, pero… la neta no se me ocurre nada.
9.- bueno pero no te enojes… cuando menos si traías llanta de refaccion, hay quienes ni eso.

Ya fue mucho cuidat aynos!

Geisha dijo...

Lamento decir que me cobraron 100 lanas porque mi llanta de refacción estaba jodida, no tenía llave de cruz y el gato anda medio madreado, luego tuvieron que quitar la llanta, llevarla seis cuadras abajo, a la vulcanizadora y regresar con ella después de una hora.

Ah Nico, y lo de cortar al novio, pues si, pronto, pronto, no ando en condiciones de andar con alguien, claro que si hace méritos, lo contemplaría seriamente, jo.
Un saludo queria Güera, chau.